LA FRASE

"LOS ARREPENTIDOS DE HABERLO VOTADO AL INGENIERO MACRI NO TIENEN QUE DIRIGIRSE A MÍ JUZGADO, SINO A LA CASA ROSADA, O EN SU DEFECTO A LA CÁMARA NACIONAL ELECTORAL." (CLAUDIO BONADÍO)

domingo, 6 de mayo de 2018

GAUCHADA VIENE DE GAUCHO


Que el campo ha sido uno de los sectores que más votos aportó a la consagración de Mauricio Macri como presidente, no quedan dudas, como tampoco de que se trate quizás del sector social y económico en el que dicho apoyo puede calificarse más claramente como racional: el candidato en campaña prometía cumplir con todas las demandas del sector, y lo hizo al llegar al gobierno.

Devaluó (aunque en público lo negara, esa era su intención), eliminó todo tipo de restricciones a las exportaciones, eliminó las retenciones a todos los productos primarios y redujo sustancialmente las de la soja, eliminó la obligación de liquidar en el país las divisas provenientes de las exportaciones.

Hasta les devolvió el RENATRE, con la inestimable ayuda de la Corte suprema de Justicia. 

Claro que ningún romance es eterno, o si parece serlo, no supone que tanto amor siempre será correspondido: haciendo uso y abuso de la franquicia otorgada por el gobierno, el "campo" (en especial los sectores con espalda para hacerlo) retiene cosecha esperando mejores precios y más aceleración de la devaluación, y con el mismo fin retiene sin liquidar en el país las divisas de las ventas ya producidas. 

Y más también: leíamos en la semana en Diario Bae que muchos productores ingresaron a la bicicleta financiera, tomando préstamos en dólares (que tienen una tasa menor), cambiando esos dólares por pesos (cuando el tipo de cambio estaba planchado), comprando LEBAC's con esos pesos y con el rendimiento de las letras, volviendo al dólar.

El "campo" es también uno de los sectores más favorecidos con la devaluación producida en estos días que llevó el dólar a pasar los 23 pesos, para estabilizarse por ahora en los 22 y pico: sin mover un solo dedo, se valorizaron los 5000 millones de dólares de cosecha retenida sin vender, y los dólares de la cosecha vendida atesorados, sin liquidar.

Y no justamente por la esforzada labor de nuestros chacareros, trabajando sin descanso de sol a sol, como reza el relato bucólico tradicional. Para eso, claro, poco les importó contribuir (reteniendo cosecha y divisas) meter en un tembladeral a "su" gobierno, del que tantos beneficios recibieron en estos casi dos años y medio. 

Pero eso no es todo: ahora ya se están quejando porque la suba del dólar (que los hace más ricos) les incrementa algunos costos de la cosecha (no precisamente los salarios), como por ejemplo los agroquímicos o los combustibles; que aumenta porque el gobierno fijó para ellos la misma política que para la comercialización de la producción agropecuaria: la más absoluta libertad de los mercados.

Como para que Macri piense si es cierto eso de que "gauchada viene de gaucho".

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Les pregunto a los presentes,
si no se han puesto a pensar,
que esta tierra es de nosotros
y no del que tenga más.

A DESALAMBRAR (Daniel Viglietti)

Anónimo dijo...

A $7.000 por tonelada de soja.
Con solo 200 hectáreas, a un rinde de 4 quintales (400 kilos por hectárea), tenemos:
400 kilos por 200 Ha: 80.000 kilos, es decir 80 Toneladas.
80 toneladas por $7.000..........$560.000. Con solo 200 ha.
Con las más de 4.000 hectáreas de Macri en la zona de Tandil, son unos pesitos más.
4.000 Hectáreas x 400 quintales: 1.600.000 kilos, es decir 1.600 Toneladas.
1.600 toneladas por $7.000.........$11.200.000 en cada cosecha.
Hay que ayudar un poco a ésta gente.
El Colo.

Miguel Iglesias dijo...

Me parece que en las condiciones actuales donde no hace falta ingresar las divisas pueden hacer la exportación y no ingresar las divisas. no hace falta retener soja retienen dolares

Miguel Iglesias dijo...

Dijeron que iban a bajar 30000 mill de pesos de inversión en obra pública eso son unos 1300 mill de dolares lo que vendio el central en un dia para intentar parar la corrida