LA FRASE

"UNA PENA QUE ESTE MUCHACHO JONES HUALA NO SIGUIERA LOS PASOS DE CUMBIO, Y DESPUÉS DE HABER SIDO FLOGGER SE AFILIARA AL PRO Y PASARA A TRABAJAR EN LA PRODUCCIÓN DEL PROGRAMA DE MIRTHA LEGRAND." (MARCOS PEÑA)

jueves, 7 de julio de 2016

COMO CREAR UNA PROFUNDA CRISIS ECONÓMICA PARTIENDO DE UNA ECONOMÍA PRODUCTIVA Y EN CRECIMIENTO


Por A.C.

Se conoció en éstos días el informe del Banco Central  denominado “Resultados del Relevamiento de Expectativas de Mercado”. En el informe se reportan los resultados del relevamiento realizado entre el 28 y el 30 de junio de 2016 que contó 46 participantes, de los cuales 25 fueron consultoras locales, 12 instituciones financieras de Argentina y 9 analistas extranjeros, el que se puede ver completo aquíy que contiene datos actuales junto a proyecciones y expectativas sobre la actividad económica del país.

Entre los participantes del relevamiento se encuentran bancos como HSBC, JP Morgan o Goldman Sachs,  entidades que desde la asunción de Macri obtuvieron enormes ganancias por comisiones originadas en la colocación de nueva deuda externa (27.500 millones de dólares).

Junto a los bancos aparecen la Consultora Analytica, cuyo tiitular Ricardo Delgado, fue nombrado por Macri como Subsecretario de Coordinación de la  Obra Pública Federal , y otras Consultoras que integran el Informe son Broda & AsociadosAbeceb, Ecolatina, Econviews, Ferreres & Asociados, y Econométrica.

El universo de participantes en el Informe es claramente afin al actual gobierno, e incluso tuvieron en muchos casos intensa participación durante la campaña electoral de Macri. Además, el HSBC o JP Morgan, son instituciones vinculadas muy estrechamente con integrantes del gobierno actual como el ministro Prat Gay, de manera que se debe descartar de plano la posibilidad que exista en el trabajo la intención de dañar la imagen del gobierno. Por el contrario, es alta la posibilidad que en los números y proyecciones presentados, estuviera presente cierto grado de intencionalidad a favor de estos seis meses de la gestión Macri y de sus expectativas.

Del informe se desprende que el nivel de inflación de la gestión Macri, llegará a un 40,3 % durante el año 2016, y la caída del PIB alcanzaría al 1,4 por ciento, por lo que las proyecciones del mercado confirman un agudo proceso de recesión y una brusca aceleración del proceso inflacionario, inflación que algunos de los analistas informantes elevan al 45,4%, y hay otros analistas que calculan una contracción del PBI de hasta 2,5 %.

Durante el último año del gobierno anterior, en el año 2015 el nivel inflacionario arrojó una suba del 26 %, en el marco de una economía cuyo PBI creció un 2,4 por ciento durante ese año. Es decir que de un año a otro, la gestión Macri tendría logros económicos destacables: incrementar el proceso inflacionario de una manera alarmante (elevar más del 50% el índice del año 2015) y una caída estrepitosa de la actividad económica, que de un crecimiento anual del 2,4% durante 2015, descendería por un tobogán para arrojar un PBI que difícilmente pueda presentar un porcentaje positivo.

Devaluación del peso, liberación del tipo de cambio, tarifazos, eliminación de retenciones, aumento generalizado de precios con altísimos incrementos en rubros como alimentos, endeudamiento externo desorbitado, tasas de interés demenciales como el 38% al que llegaron las Lebac, entre otras medidas (muchas de ellas exigidas por quienes hoy elaboran el informe), arrojan los resultados que el propio mercado refleja .

Más allá de las catastróficas consecuencias sociales que trae aparejada ésta obscena transferencia de ingresos desde el sector asalariado hacia los más grandes grupos económicos, transferencia que produjo Macri en tiempo récord (seis meses), los números “macro” de la economía del país tampoco cierran, y presentan un panorama muy oscuro hasta en el análisis de los propios ideólogos de Cambiemos.

Incluso observando cierta indulgencia en el tratamiento de algunos datos duros, el Informe no puede soslayar el estado actual de la economía, y por eso intenta balancear el poco feliz presente, con proyecciones cuanto menos exageradamente optimistas para los períodos 2017/2018, sobre todo en lo referente a precios, inflación y tipo de cambio. Mientras pronostica un dólar de $16,10 para Diciembre de éste año, hace pocos días, el Banco Central quemó en una sola jornada más de 500 millones de dólares de reservas para evitar que el dólar continuara subiendo su cotización, y sin esa intervención, la moneda citada hubiera llegado comodamente a los $16 en el mes junio, y no en Diciembre, como vaticina esperanzado el informe.

Si se agrega a éste análisis la recesión estruendosa que se observa a través de la baja de la recaudación en impuestos como el IVA, o la baja de un 9,8% en el nivel de consumo durante el mes de Junio de 2016, el daño producido a la economía nacional en tan breve lapso es enorme.

El gobierno de Macri recibió una economía en marcha, con un moderado crecimiento anual, con alta tasa de empleo, con un mercado interno pujante, y con un nivel de desendeudamiento externo sin precedentes en los últimos cincuenta años. En seis meses, es otro país, a causa de una gestión que provocó deliberadamente una profunda  crisis económica que le permitiera transferir en tiempo récord los recursos de la población a manos de unos pocos. 

1 comentario:

Anónimo dijo...

El mejor equipo de los últimos 50 años. El mejor equipo de demoliciones.