LA FRASE

"EL SEÑOR LANATA FUE DEPORTADO POR NO TENER VISA DE PERIODISTA; Y SI LA HUBIERA PEDIDO ERA IMPOSIBLE DÁRSELA, PORQUE SE DEDICA A OTRA COSA." (NICOLÁS MADURO)

lunes, 11 de julio de 2016

CULOS LIMPIOS


Después de que los empresarios de la Cámara Argentina de la Construcción (que nuclea a las principales empresas del ramo del país, grandes beneficiarias de la obra pública) digan que ellos nunca participaron de maniobras de corrupción, y por el contrario las denunciaron, no puede sorprender que otros sigan el ejemplo, proclamando su honestidad.

Como el presidente de la Bolsa de Comercio, Adelmo Gabbi, que lo dijo con una inigualable metáfora, y asegurando además que "no se verán actos de corrupción en el sistema bursátil".

Pero por supuesto ¿a quién se le hubiera ocurrido pensar -con los antecedentes internacionales a la vista- que a través de los mercados de capitales se podría currar o estafar a la gente?

En las mismas declaraciones Gabbi reclamó reformas a la ley que regula en el país los mercados de capitales; que es la Ley 26.831 aprobada en 2012 por un amplio consenso en el Congreso: 184 votos a favor contra 24 en contra en Diputados (ver acá el acta respectiva).

Claro que entre esos escasos votos en blanco sobresalieron los de los diputados del PRO, que se opusieron a una regulación que no es ni más ni menos que la misma que rige hoy en los principales mercados de capitales del mundo, incluyendo obviamente los de los países que ellos consideran "serios".

Por eso no debe extrañar que el pedido de Gabbi sea correspondido por las expresiones en el mismo sentido del nuevo titular de la Comisión Nacional de Valores (CNV), que es el organismo de control de las bolsas y los mercados de capitales.

Pero Gabbi no quiere reformar artículos al voleo de la ley, no señor: los ha elegido cuidadosamente, y les apunta básicamente a tres: el 19, el 20 y el 31.

El 19 es el que establece las atribuciones de la CNV y el 20 -en correlativo- sus facultades: efectuar inspecciones, designar veedores, requerir documentación, declarar irregulares e ineficaces actos de las sociedades que cotizan en bolsa y están sujetas a su control, fijar los requisitos patrimoniales y de otra índole que tienen que cumplir las bolsas y mercados de capitales, establecer regímenes de información diferenciados para la oferta pública de acciones y títulos, dictar normas sobre prevención de lavado de dinero, solicitar informes, requerir allanamientos o el empleo de la fuerza pública, denunciar delitos y constituirse en querellante en sede judicial; entre otras.

El 31 es el que establece la obligación de que los mercados de capitales se organicen como sociedades anónimas incluidas a su vez en el régimen de oferta pública de acciones, lo que supone que estén sometidos a la fiscalización estatal permanente sobre todos sus actos; y su vez contempla que la CNV puede reglamentar limitaciones en sus estatutos sociales para evitar la existencia de accionistas controlantes, o la formación de grupos de control.  

Es decir que en tiempos de "Panamá paper's", sociedades off shore en paraísos fiscales, polémica por los conflictos de intereses de los CEO's del gobierno (incluyendo al propio presidente), "fideicomisos ciegos" y eliminación prácticamente total de toda forma de control de los movimientos de capitales, lo que el presidente de la Bolsa porteña está planteando es volver al modelo de los mercados de capitales "autoregulados" que existía antes de la sanción de la Ley 26.831, con escaso o nulo control estatal.

Un modelo que aun en un país con escaso volumen de su mercado de capitales como el nuestro, posibilitó fraudes colosales como el de Bolsafé Valores acá en Santa Fe; una estafa a los inversionistas posibilitada por el Mercado de Valores del Litoral S.A., que luego se "disolvió" pretendiendo no dejar rastros.

Es decir entonces que si a Gabbi no le gusta que lo controlen, no debe tener el traste tan limpio como dice.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Cuando aparece el tema de los Panamá Papers, SIDECO S.A., empresa insignia del grupo Macri, a las pocas horas decidió dejar de cotizar en Bolsa, y al retirar la cotización de sus acciones, dejó de estar obligada a publicar sus balances y estados financieros. En una de esas fue una coincidencia.
Pero dicen que hubo un llamado de la Bolsa de Comercio pidiendo que urgente saquen las acciones de cotización.
Macri y Gabbi, gente -como el mercado- muy transparente.
El Colo.