LA FRASE

"ESTAMOS EVALUANDO QUE POSTURA ADOPTAR FRENTE A LA REFORMA LABORAL QUE PLANTEA EL GOBIERNO; PARA LO CUAL HEMOS CONSULTADO EL KAMASUTRA." (JUAN CARLOS SCHMID)

sábado, 5 de noviembre de 2016

MEJORES INDICADORES


Por si alguno no lo recuerda, hace un tiempo contábamos acá que la UCA iba a "monitorear" el avance del Plan Abre a partir de un contrato firmado con el gobierno de la provincia en la gestión de Bonfatti, por el cual le pagaban $ 1.220.000, de los que la mitad la iban a cobrar cuando presentaran su informe.

Lo que supone que por relevar los "mejores indicadores" del Plan embolsaron $ 610.000, habiendo cobrado a la sola firma del convenio otra suma similar. Acá van por las dudas las imágenes del decreto respectivo:


No es la primera vez que nos ocupamos del "Plan Abre": a principios del 2015 contamos en ésta entrada de que se trataba en esencia: un conjunto de monumentales negocios sobre todo en Rosario, con un grupo de 5 ó 6 empresas que se cartelizaron para repartirse las obras, por las que cobraron un anticipo financiero del 20 % (antes de empezar a trabajar) y sobreprecios de casi un 20 % por encima de los presupuestos oficiales, en todos los casos.

Ninguna de las obras se adjudicó por licitación pública sino por "concursos de precios" aunque estaban en juego millones de pesos, porque el gobierno provincial usó la "ley de emergencia en seguridad", que nada tiene que ver con la urbanización de villas o mejoras en la infraestructura de barrios periféricos. Si no a los avances del "Plan Abre" los debería haber monitoreado Pato Bullrich, y no el Observatorio Social de la UCA. 

Además de los sobreprecios y los anticipos financieros, en todas las obras del "Plan Abre", repartidas en Rosario entre 6 empresas (OBRING S.A., DYCASA S.A., EPRECO S.R.L., EDECA S.A., PECAM S.A. y DINALE S.A.) hubo en la ejecución de los contratos "redeterminaciones de precios", "adicionales de obra", "trabajos extrancotractuales" y otras yerbas, que terminaban inflando los costos finales.

En solo 23 días de éste año (los que van del 20 de septiembre al 13 de octubre) Lifschitz firmó 10 decretos (nros. 2372, 2448, 2449, 2520, 2522, 2764, 2846, 2847, 2879 y 2880), aprobando "redeterminaciones de precios" y "adicionales de obra" que significaron un aumento promedio del 47,24 % en los precios de obras que se adjudicaron a fines del año pasado, e incluso en éste.

Así obras que costaban originalmente $ 362.581.405,96 pasaron a costar  -por ahora, porque algunas ya llevan más de una "redeterminación"- $ 533.882.534,62: más de 171 millones de pesos de aumento de los precios de contrato.

De ese total, PECAM S.A. (la "Austral Construcciones" del socialismo, con múltiples obras asignadas en los 3 gobiernos del FPCyS, y parte del consorcio concesionario de la autopista Santa Fe-Rosario) se quedó con el 68,03 %: sus contratos por el "Plan Abre" subieron de $ 236.313.022,93 a $ 363.204.592,53, un 53,69 % de aumento y el 74,07 % de los mayores costos que pagará la provincia.

Quizás esos sean los indicadores que mejoraron con el Plan.

No hay comentarios: