LA FRASE

"DESEAMOS FERVIENTEMENTE QUE APAREZCA SANTIAGO MALDONADO PARA ENTREGARLE LA NOTIFICACIÓN DE LA MULTA POR NO IR A VOTAR." (GERMÁN GARAVANO)

lunes, 9 de febrero de 2015

ARRANCARON LAS PROMESAS DE CAMPAÑA


Van a ir todos a la marcha, ninguno se la quiere perder.

Y lo anuncian por los medios y las redes sociales con tiempo, como para que nadie quede sin enterarse de que van a ir.


Algo parecido a lo que pasaba con los cacerolazos, donde primero pegaron el faltazo por miedo a que los sacaran cagando, y de a poco fueron asomando el hocico; hasta que fueron disminuyendo en su convocatoria, para casi extinguirse.

Ahí se corrieron porque quedaban el núcleo duro de los más exaltados, eso a los que no podían mostrar en los medios porque desmentían las apelaciones "al diálogo y el consenso", o que "el clima de crispación" fuera exclusividad kirchnerista.

Y hablando de cacerolazos: es de esperar que si en la marcha alguno -violando el pedido de los organizadores de ir en silencio- empieza a agitar, convocando públicamente al magnicidio (pero en la persona de Cristina), o intenta provocar incidentes, ellos olviden por un rato que estarán allí "como simples ciudadanos comunes", asuman que son dirigentes políticos y estén a la altura de las circunstancias; llamando a la cordura.

En el mientras tanto y de acá a la marcha, podrían empezar a practicar lo del silencio; dejando de revolear todo el tiempo por los medios hipótesis al voleo sobre un hecho (la muerte de Nisman) que investiga la justicia (esa que ellos dicen defender) y donde hasta acá, todas las evidencias conducen al suicidio.

Porque si no pueden garantizar ni eso, va a ser más difícil que nos puedan convencer de que están en condiciones de manejar un país. 

No hay comentarios: