LA FRASE

"EN UNA REUNIÓN CELEBRADA EN EL ASCENSOR DE MI EDIFICIO, HEMOS RESUELTO DEJAR EN LIBERTAD DE ACCIÓN A MIS VOTANTES, PARA QUE CADA UNO VOTE COMO LE PAREZCA EN LAS ELECCIONES DEL DOMINGO." (PINO SOLANAS)

viernes, 6 de febrero de 2015

¿EL VERDADERO PELIGRO AMARILLO?


No son los chinos, como sugieren algunos, sino el PRO; sobre todo por su conducta en el caso Nisman, antes y después de su muerte.

No descubrimos nada si señalamos que el escándalo está siendo utilizado políticamente por la oposición para dañar al gobierno, pero en el caso del submarino amarillo de Macri la cosa tiene ribetes muy particulares; que vienen de bastante antes de la muerte de Nisman, y que hacen pensar que no serían ajenos a la absurda denuncia por encubrimiento que el fiscal presentó contra Cristina.

O por lo menos si no participaron en su gestación, supieron de primerísima mano (quizás el propio Nisman) que se venía, y rápidamente se posicionaron para capitalizarla; porque tienen intereses comunes con los que impulsaban al ex fiscal, que no son justamente la búsqueda de la verdad sobre lo que pasó en el atentado.

Como lo señala la imagen de apertura, vemos que los diputados del PRO le piden a Gils Carbó que se "excuse" de designar al reemplazante de Nisman en la investigación del atentado a la AMIAS, con el argumento del artículo 30 del Código Procesal Civil y Comercial de la Nación ("motivos graves de decoro o delicadeza"), advirtiéndole que si no lo hace, ellos la recusarán.

Los fundamentos de la presentación son absurdos, porque el artículo habla de los jueces, y el Código no se aplica al procedimiento de designación de fiscales (que tiene que ver con la ley del Ministerio Público); y los firmantes mencionan en su escrito que Gils Carbó está afectada por esa causal porque designó fiscales subrogantes de acuerdo al nuevo Código Procesal Penal (la causa AMIA tramita por el viejo), y la justicia le hizo lugar a una cautelar de otros legisladores, lo que ya de por sí es un absurdo porque no tienen legitimación. Sólo se entiende por la guerra abierta declarada al gobierno y a la propia Gils Carbó, por un sector del Poder Judicial federal. 

En realidad, la presentación de los diputados del PRO demuestra que la "independencia del Ministerio Público"  que reclaman (lo dijeron en la conferencia de prensa paralela a la discusión en el Senado sobre las reformas a la ley de inteligencia) poco les importa; porque quieren que la titular del órgano constitucional renuncie a ejercer una atribución indelegable que tiene como tal: designar a los fiscales en las causas. Y forzarla a renunciar a su cargo.

En éste enlace al audio del programa de Werner Pertot en Radio Nacional pueden oír la insólita respuesta de Federico Pinedo cuando el periodista le hace notar al diputado (uno de los firmantes de la presentación contra Gils Carbó) que Macri designó en su gobierno como Procurador General de la ciudad, a un notorio militante del PRO.

Lo que verdaderamente les preocupa a los hombres del macrismo, es que Gils Carbó pueda designar a un fiscal (o grupo de fiscales) que profundicen otras pistas en la investigación de la causa AMIA (como la siria y la conexión local), que perjudiquen a gente propia como el "Fino" Palacios; que debería ir a juicio oral por encubrimiento en el segundo semestre del año, y que además está procesado -como Macri- en la causa de las escuchas, donde una de las víctimas fue justamente Sergio Burstein; de los familiares de las víctimas del atentado.

Recordemos que el encubrimiento de la conexión local y el haber desechado la pista siria están directamente conectados; y que lo último fue una decisión del gobierno de Menem (acusado en la causa, al igual que Corach, Palacios, Galeano, los ex fiscales de la causa, Beraja y Anzorrégui); por presiones de los gobiernos de EEU e Israel: los mismos que -según lo dijo Macri- le recomendaron al "Fino" Palacios, a través de sus agencias de seguridad y servicios de inteligencia.

Atando ciertos cabos, se puede llegar a entender como el fiscal estrella, que tenía a su cargo la causa AMIA con exclusividad y disponía de un presupuesto y personal inaccesibles para cualquier otro, se desplazaba en un auto cuyo dueño es una empresa propiedad de un ¿ex? miembro de la CIA, en sociedad con empresarios del Exxel Gropup vinculados a la causa de las escuchas de Macri. ¿Le habrán plantado el auto a Nisman, tal como le plantaban pistas falsas en la causa?

También si uno sigue atando cabos puede preguntarse (como lo hace acá Kollmann en Página 12) por qué en esa causa (la del encubrimiento del atentado, apenas producido) Nisman no pidió la detención preventiva de ninguno de los imputados; pese a que el delito atribuido es el mismo que ahora endilgado a Cristina (encubrimiento agravado).

Si fuese porque es excarcelable por su pena, entonces en el famoso "borrador" del tacho de basura estaba desvariando; o no lo escribió, él sino otro, porque la pena sigue siendo la misma. Tampoco puede obedecer a la Ley 25.320 (sobre funcionarios amparados por fueros), ignorada por Nisman en la denuncia fallida "del tacho de basura", y que no alcanza a todos los involucrados en el encubrimiento.

No olvidemos que en la presentación de su funambulesca denuncia Nisman hizo "fórum shópping", tratando por todos los medios (llamados telefónicos incluidos al juez, antes de presentarla) de que recayera en el juzgado de Lijo; que además de ser considerado como opuesto al gobierno porque procesó a Boudou en el caso Ciccone, tiene la causa por encubrimiento original, en la que había sobreseído a Corach (su ex jefe en el Ministerio del interior en el gobierno de Menem), decisión luego revocada por la Cámara Federal.

¿Qué mejor -para tapar una causa por encubrimiento, que a su vez revelaba mucho sobre su propio fracaso en la investigación del atentado- que sumar otra causa por encubrimiento, con diferentes actores? Aquéllo de que el mejor modo de disimular un elefante, es colocándolo en el medio de una manada, con otros elefantes.  

En los días que mediaron entre su regreso al país y la presentación de la denuncia (raid mediatico incluido) hay que anotarle a Nisman el activo intercambio de mensajes con Laura Alonso y Patricia Bullrich (que revelan en el primer caso una notoria familiaridad de trato); y en su denuncia hay una preocupación porque lo desplazaran del cargo; que lo lleva al autoelogio de su desempeño en la causa AMIA, algo a todas luces improcedente en un escrito en el que denunciaba un supuesto delito.

En ése cargo Nisman condujo por 10 años una investigación mono-causal del atentado (la pista iraní) que llevaba a una vía muerta, criticada por el propio juez de la causa (que le pedía aportar más pruebas que simples escuchas o hipótesis de Stiuso y los servicios); pero que se constituyó de hecho en un "encubrimiento" más eficaz que el propio encubrimiento que investiga la justicia; tanto que gira sobre la misma hipótesis que éste plantó: que el atentado fue cometido por Irán.

Lo que lleva a preguntarse cuanto de su denuncia -que sumaba una nueva hipótesis de encubrimiento- apuntaba a salvar su propio pellejo (presuntamente amenazado por Gils Carbó); y cuanto a favorecer el encubrimiento real, decidido por los gobiernos argentino (en tiempos de Menem), yanqui e israelí, con complicidad de parte de la dirigencia comunitaria (esa misma que ahora le abrió los brazos a Macri); e implicación personal de gente del PRO, como Palacios, que terminó luego salpicando a Macri en la causa de las escuchas. 

Y para colmo nos venimos a enterar (ver acá) que el famoso borrador del tacho de basura que llegó veloz a los periodistas de Clarín, lo encontró la Metropolitana en el departamento de Nisman; y la tan anunciada alianza entre Macri -el oyente- y Carrió (la amiga de Stiuso, según Solanas) se termina por fin consumando; en medio del escándalo Nisman. Y conste que ni nos detenemos en el hecho de que la caja de seguridad de Nisman que estaba vacía, estaba en el Banco Ciudad.

Uno tiene a no creer en las brujas, hasta que aparecen cosas que obligan a pensar si no las hay.

5 comentarios:

Q dijo...

En resumen, lo que temia Nisman es que se decubriera que era un corrupto,inutil y estafador.

Anónimo dijo...

la desfachatada bull rich
(vaca ricachona?)
fue la primera en apropincuarse a la escena del crímen
de las últimas que habló con el fenecido
junto con la titualar de la ong buitre, alonso, acuciaron al denunciante a presentarse ante ellas en nuestro congreso nacional

profquesada dijo...

El objetivo está claro y no es exagerado afirmar que se trata de un intento de golpe blando que obligue a la presidenta a adelantar las elecciones (ayudar a la doctora acercándole la línea de llegada, según el pensador provocador Asís)

El recurso es el acoso mediático -nacional e internacional- y judicial (los terrenos en los que actualmente se basa su fuerza) a todo acto de gobierno con la finalidad de paralizarlo y/o llevarlo a cometer errores -aunque sean menores- sobre los cuales operar con mayor eficacia.

Gils Carbó, Boudou y cualquiera que se interponga en su camino será el objetivo inmediato pero el estratégico es Cristina, si no pueden correrla del medio se conformarán con debilitar su papel en las elecciones 2015 en las que está claro que su objetivo es evitar el triunfo del FPV en primera vuelta.

Anónimo dijo...

Esta mas que claro que el PRO se apodero de la agenda mediatica. Bullrich, Alonso, Carrio, y sus socios mediaticos y judiciales son los grandes protagonistas de la escena comunicacional argentina en estos dias de principio de año electoral.

A cococho siempre de algun muerto, el Pro avanza como topadora en el momento indicado. Lo hizo con Cromagnon, lo hizo con el "accidente" de Once y lo esta haciendo con Nisman. Las "huellas amarillas" estan en todo el tragico affair del fiscal. Sabemos que no tienen escrupulos, su siniestra vocacion de poder nunca se puso limites. ¿Se van a poner limites ahora que se juegan a todo o nada por la presidencia?

Dormidano dijo...

Yo ya no creo en casualidades desde hace siglos.
Cada vez que sumo me da amarillo. Le uno a todo el merengue la relación carnal de Mauricio Awada con la mano de obra desocupada de la SIDE.
Una anécdota personal: hace cuatro años más o menos, me vi por esas cincunstancias de la vida, metido en un casamiento en donde estaban invitados Juanjo Álvarez, Niembro y otras estrellas menemistas. El evento lo organizó la esposa de Rodríguez Larreta por lo que el guasón de cabotaje llegó en medio del asunto. Y se sentó en la mesa en donde Javier Alzaga rosqueaba con Niembro y se trenzaron en una rosca mayor, cosa que se advertía por las caras de todos. También estaba en el cónclave otro tipo del PRO que no reconocí.
Cada vez que se arman estas operaciones pienso en esa mesa...