LA FRASE

"ME SIENTO CON GANAS DE TENER OTRO MANDATO, ESTE CARGO ES MAGNÍFICO, SOBRE TODO POR EL RÉGIMEN DE LICENCIAS QUE TIENE." (MAURICIO MACRI)

lunes, 23 de febrero de 2015

NISMAN: DE HÉROE A PELOTUDO SIN ESCALAS


Al final de cuentas, vamos a ser nosotros los que lo vamos a tener que terminar cuidando a Nisman de los nismanistas, para que -en el afán de convertirlo en un superhéroe- no lo terminen exponiendo como un burro, o peor, como tremendo pelotudo.

Bastante con que cargamos con el costo de haberlo sostenido 10 años al frente de una investigación en la que no llegó a ningún resultado concreto (con recursos infinitos quemados en Lagomarisnos y Rabinovichs), para que después metiera una denuncia por encubrimiento que hasta un niño puede darse cuenta que es una absoluta paparruchada.

Después apareció el famoso borrador del tacho de basura, en el que -al parecer- Supernisman  había fantaseado con pedir la detención de Cristina, con total olvido de la Ley 25.320, y del hecho de que el delito por el cual la acusaba, es excarcelable.

Y ahora, incursionando en el territorio del absurdo en el que aparecen "testigos estrella" que se desdicen al otro día, y misteriosos "comando asesinos", nos enteramos acá en La Nación que el buenazo del fiscal (buenazo pero bastante roñoso: iba dejando borradores tirados por todos lados) pensaba nada menos que en ir al Consejo de Seguridad de la ONU, a pedirle que obligará a Irán a extraditar a los sospechosos del atentado a la AMIA. 

Un disparate que no tiene en cuenta ni un renglón ni una coma de la Carta de la ONU, en cuanto indican como funciona el Consejo de Seguridad.

Porque es sabido que allí intervienen los Estados, y no los fiscales; así como las extradiciones no las piden estos, sino los jueces: algo que Nisman sabía perfectamente porque sus pedidos no hubieran valido nunca nada, si no los refrendaba Canicoba Corral.

Que se diga en la nota que Nisman consultó al gobierno argentino si acompañaba su supuesta presentación en la ONU y obtuvo respuesta negativo, habla muy mal de él (por burro), y muy bien del gobierno, que nos evitó un papelón internacional.

Porque el Consejo de Seguridad nada tiene que hacer en esas cuestiones, para la que existen precisamente organismos como Interpol, y los tratados de extradición entre los países; que no existe entre la Argentina e Irán (que no admite en ningún caso la extradición de sus nacionales para ser juzgados en el extranjero), razón por la cual se firmó justamente el memorándum de entendimiento, para poder recibirles declaración indagatoria en Teherán.

Entre Argentina e Irán no hay ni hubo una situación de quebrantamiento de la paz (hostilidades militares) que ameritara la intervención del Consejo en el marco del Capítulo VII de la Carta de la ONU, ni una controversia que debiera ser sometida a resolución de éste o de la Asamblea, de acuerdo con el Capítulo VI.

El primero en reclamar en la ONU que Irán colabore en la investigación del atentado a la AMIA fue el gobierno argentino, a través de los discursos de Néstor primero y Cristina después, en la Asamblea General. Cuando vio que ese camino no conducía a nada, negoció el memorándum de entendimiento.

Y aun cuando se admitiese que el Consejo de Seguridad tiene alguna vela en éste entierro, y que un fiscal (y no un Estado, ni un juez) puede acudir ante él pidiendo a Irán por las extradiciones; ¿cree alguno por ventura que Rusia y China -aliados de Irán y con poder de veto- acompañarían tal solicitud, sobre todo si era refrendada por los EEUU e Israel?

Del mismo modo, si luego de ser públicamente sindicado en los Wikyleaks como ortiba de la embajada, Nisman sorteaba la (supuesta) negativa del gobierno argentino de acompañarlo en su (supuesta) cruzada en la ONU yendo a tocar el timbre de la Casa Blanca, suponiendo que lo atendieran ¿no se hubiera terminado de carbonizar como un vulgar alcahuete yanqui?

Por no mencionar el hecho de que el acompañamiento de un Estado (en éste caso EEUU) a un funcionario de otro país (Nisman) contra la opinión del gobierno de ese país (Argentina) en la ONU, hubiera sido una violación flagrante del artículo 2 inciso 7) de la Carta de la ONU: "7. Ninguna disposición de esta Carta autorizará a las Naciones Unidas a intervenir en los asuntos que son esencialmente de la jurisdicción interna de los Estados, ni obligará; a los Miembros a someter dichos asuntos a procedimientos de arreglo conforme a la presente Carta..".  

Al paso que vamos, en cualquier momento leemos que Nisman era un hombre íntegro, pero medio pelotudo.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Pero no terminó siendo un borrador en el tacho de basura? Un papel escrito por un fiscal en un cesto de papeles, sólo eso.
Más papelón parece el del canciller Timerman, que le pidió al gobierno yanky que incluyera el reclamo argentino por la AMIA en sus negociaciones con Irán.
Ese papel no fue a la basura sino al Departamento de Estado, que le contestó, como era previsible, negativamente.
Papelón, sobreactuación para uso interno, servilismo, chapucería...? quién sabe, insondables misterios de administración cristinista en vías ce extinción.

David Grasún dijo...

Los nismanistas creen que Nisman era un Fiscal "plenipotenciario": tenía plenos poderes de pelotudo.

Sagardúa dijo...

Ya me parecia que mucha gente con cara de pelotuda se puso la remera "Yo soy Nisman", el otro día, Es una remera que hace honor a esas caras.

La Corriente Kirchnerista de Santa Fe dijo...

¿El texto éste de acá decís vos?: http://www.lagaceta.com.ar/nota/627203/nacional/gobierno-pidio-otra-vez-eeuu-incluya-atentado-negociacion-iran.html

Debe haber fracasado justamente por no ser servil. Como Nisman, que las sopladas de quena a los embajadores de turno no las dejó en borrador, como consta en Wikyleaks

Anónimo dijo...

Lo que quiero decirte es que papelón por papelón, el de Timerman me parece más rotundo. Porque es el gobierno el que mete la pata. Lo de Nisman es una idea de un fiscal que no pasó de la tentativa. Quedó en apronte. En el basurero. Y lo del gobierno es servil porque muestra que no podemos garantizar justicia por nuestros propios medios y tenemos que recurrir al imperio. Me da un poco de vergüenza.
No sé... el comentarista anterior lo trata de pelotudo al fiscal. Y si es por el tamaño de la pelotudez, a Timerman cómo habría que llamarlo?

Miguel dijo...

Anonimo de las 16:15, del gobierno escuchamos muchas cosas, pero es la primera vez que alguien lo critica por ser "servil al imperio"... entonces los Macri/Massa/etc que vendrian a ser?

Tito dijo...

Tan dificil es de entender?, el Gobierno PUEDE PEDIRLE a EEUU lo que le pidio, despues EEUU hace lo que quiera. Nisman NO PODIA PERDIR eso a la ONU porque solo intervienen Estados y no Fiscales.

tatincito dijo...

Ano de las 16:15: Pedir que en un probable tratado entre Irán y EEUU se incluya que Irán acepte la indagatoria de sus ciudadanos acusados no tiene nada de papelón ni de pelotudes.

Argentina está obligada a esclarecer el atentado a la AMIA, y ese pedido tiene que ver con el Código Procesal Penal Argentino, que obliga a la indagatoria del acusado, si no se cumple con ese requisito, la causa, (cualquier causa) queda paralizada.

Tal como la tuvieron los fiscales anteriores al "heroico" Nisman, que no fue menos: 10 años sin hacer un carajo y viviendo a todo lujo "de la plata de nuestros impuestos".

A ver, repetí conmigo, ano: Si no hay indagatoria la causa no puede avanzar, por eso el pedido del GN.