LA FRASE

"EN UNA REUNIÓN CELEBRADA EN EL ASCENSOR DE MI EDIFICIO, HEMOS RESUELTO DEJAR EN LIBERTAD DE ACCIÓN A MIS VOTANTES, PARA QUE CADA UNO VOTE COMO LE PAREZCA EN LAS ELECCIONES DEL DOMINGO." (PINO SOLANAS)

martes, 10 de febrero de 2015

FIN DEL CULEBRÓN


Y finalmente la telenovela de la temporada llegó a su fin: María Eugenia Bielsa no competirá en las elecciones provinciales; acá en el diario del Loco Lindo pueden leer su comunicado explicando las razones de su decisión.

Razones que hasta en algunos puntos podrían compartirse, como por ejemplo cuando señala que ella planteaba un peronismo provincial "haciendo fuerte oposición y otorgando gobernabilidad real, nunca docilidad cómplice disfrazada de gobernabilidad...".

Sin embargo, la seriedad del planteo se resiente cuando no existe la más mínima mención crítica hacia la conducta de los senadores de la Fapnelco de Bonfatti; que son justamente los que negociaron el "veto propositivo" de la emergencia en seguridad (recordando además que para rechazar un veto son necesarios dos tercios de los votos, o sea que si el oficialismo provincial no acompaña, fuiste); y la no constitución de la comisión de control de las contrataciones, blanqueando de ese modo de hecho todas las irregularidades del gobierno que se han reseñado en éste blog. 

En el mismo sentido, Bielsa señala: "Hemos llegado a sentir vergüenza de la conducta de algunos diputados apurados por votar condiciones desfavorables en el sistema electoral con total naturalidad..", pero omite señalar que el mayor de los desastres en ese plano (la instauración de la  boleta única) contó fundamentalmente con la anuencia de los senadores del PJ ya en el gobierno de Binner (sin lo cual no hubiera podido aprobarse); y es el experimento que posibilita la entronización de proyectos personales (el famoso con la foto), por encima de las construcciones colectivas. 

Ni más ni menos, el sistema en que ella pudo ganar la categoría por la que compitió en el 2011, mientras el PJ quedaba tercero en la elección a gobernador. De cualquier modo, depositar la causa de los problemas del peronismo santafesino exclusivamente en el sistema electoral, es un reduccionismo similar al de quienes sostienen que no puede volver a ganar elecciones en la provincia porque en su momento Obeid derogó la ley de lemas (cuando ella era vicdgobernadora) para establecer las PASO; o que el problema es si el "Chivo" Rossi era o no candidato.

Acordamos con Bielsa en que "no existe más lugar para estafas al electorado santafesino, sancionando a quien lo hizo posible como forma de recuperar la autoridad partidaria..."; claro que para reclamar sanciones por inconducta partidaria, lo mínimo que hay que empezar por hacer, es afiliarse.

De igual modo que es sugestivo que mencione que hace "reafirmación de valores doctrinarios", cuando en rigor no se sabe exactamente -de su propia boca- que es lo que piensa ella sobre lo que hacer con Santa Fe; llegado el caso de tener la responsabilidad de gobernarla.

Este otro parrafito es muy sugestivo, cuando dice que una de las condiciones que puso fue una "franca definición del gobierno nacional respecto de nuestros adversarios políticos...": seamos claros, y vayamos de frente, "el gobierno nacional", es Cristina.

Y si algún funcionario nacional viene a Santa Fe y toma alguna actitud que no nos gusta (incluso a nosotros, llegado el caso), no la hace por la libre, sino respondiendo a instrucciones de la presidenta; de modo que si le vamos a pegar a ella, no andemos con vueltas ni giros lingüisticos, mientras juramos adhesión y fidelidad al proyecto nacional. 

Y hasta aquí con María Eugenia Bielsa y sus razones, porque el anecdotario de culpas (sin duda compartidas) por el que se llega a la situación actual (con un peronismo provincial condenado a la inocuidad electoral) es irrelevante; y a cuatro días del cierre de listas la indefinición es absoluta, como consecuencia de un prolongado proceso de descomposición política, que no se resuelve con una candidatura providencial presentada a último momento.

Que por cierto y aun de presentarse, lejos estaba de garantizar la victoria, y si no lean lo que dice la propia Bielsa: "¡no me pidan que vuelva a presentarme para beneficio de quienes hicieron de la derrota su mejor negocio! Sería darle continuidad al desastre que hoy nos gobierna...".

Parece tener en claro que, aun con su postulación, el PJ no ganaba, sino en todo caso determinaba quien ganaba: si ella no competía, Miguel Del Sel, y si decidía competir, el socialismo y sus aliados. Cosa absolutamente compatible con un peronismo santafesino degradado, sin vocación de poder, ni proyecto colectivo compartido. 

Y si no recordemos los números de la última elección que aporta acá Barricada, y demuestran con creces que principios como los de organicidad y encuadramiento detrás de los que ganan las internas, juegan según quien sea el que las gane.

El ejemplo extremo se vio en el último congreso provincial del PJ, donde estaban sentados discutiendo la estrategia electoral del partido los senadores que ya ficharon con Massa, junto con los que habían hecho pública días antes (ver acá) su rosca con el PRO para acompañar la candidatura de Miguel Del Sel, a cambio de lugares en la lista de diputados provinciales; y otras cuestiones (para que luego Macri les cortara el rostro, ver acá).

A ver si todavía pretenden que creamos que el problema del peronismo santafesino es el nombre de fantasía con el que compite electoralmente; cuando en el orden nacional bajo la sigla Frente Para la Victoria se sienten contenidos desde los que apoyan a Scioli, hasta los que respaldan a Taiana; y cuando en el 2011 con otra denominación (porque ya entonces se utilizó el mismo argumento), terminamos terceros.

Por nuestra parte ponemos acá punto final al tema, que en el contexto de las cosas que están pasando en el país no supera el vuelo de un disputa de peluquería como diría Aníbal; y nos permitimos recordar lo dicho en éste post: "en medio de tanta miseria y pequeñez de miras, la actitud de los compañeros que han decidido dar la pelea por la provincia (cualquiera sea la valoración individual que se tenga de cada uno de ellos, y de sus posibilidades concretas) nos parece un gesto para destacar; porque pone aun más en evidencia la mentira del discurso con el que se pretendió justificar años de derrotas electorales del peronismo en Santa Fe...". 

PD: MEB será rayada y todo lo que quieran, pero que algunos personajes nefastos se adjudiquen el "peronómetro", es como mucho vieron:



¿Qué habrá querido decir realmente con lo del cuadro de Videla, compararlo con Evita?

Un peronismo raro el de este muchacho.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Bielsa y su negativa a asumir una responsabilidad que le exigía personalmente esfuerzo y sacrificios, al margen de los resultados finales en la general.
Por eso, su negativa a ser candidata es la crónica de una muerte anunciada.
Y favorece justamente el “beneficio de quienes hicieron de la derrota su mejor negocio” , los que seguirán entonces desde sus cargos legislativos siendo funcionales a Bonfatti, continuando el negocio de la derrota del PJ, sector que los llevó al cargo que continuarán usufructuando con el solo objetivo de la billetera propia.

Era necesario esfuerzo y sacrificios, pero las almas sensibles como Maria Eugenia le escapan a la lucha, al barro, al mundo real.
Ahora, ante su decisión que era cantada, algunos la usarán como excusa para irse detrás del payaso. Pero hay compañeros que previamente a la compungida decisión de Maria Eugenia, ya habían decidido asumir el desafío de luchar por la provincia, más allá del resultado electoral.
Con ellos habrá que empezar de nuevo en Santa Fe. Lo demás, incluída Maria Eugenia, forman parte del pasado, de un pasado lleno de derrotas cómplices, traiciones e incapacidad.
El Colo.

Anónimo dijo...

Exactamente.Son el pasado,aunque lo que viene no va a ser fácil.

Anónimo dijo...

Me parece que al muy buen analisis realizado por los compañeros que describen la situacion del pj, habria que agregar que los que van a "sacrificarse por la causa" son ,entre otros, dos diputados provinciales actuales y vaya raresa uno de ellos es el actual presidente, que nada se dice de su pasado menemista y de la exponencial crecida de los gastos de la camara