LA FRASE

"ES VERDAD, SOY ADOPTADO, PERO ERNESTINA HERRERA DE NOBLE NO TIENE NADA QUE VER." (JORGE LANATA)

lunes, 8 de agosto de 2016

LLEGÓ LA CUENTA: EL ÚLTIMO AÑO DE BONFATTI


Desde esta semana están disponibles en el portal oficial del gobierno provincial los números de la Cuenta de Inversión del año pasado, que nos permiten ver en que invirtió los recursos el Estado santafesino, y tal como es costumbre de éste blog, hurgamos en busca de algunas perlitas, a saber:

* El gasto presupuestado en publicidad oficial era de $ 320.495.000, y el ejecutado terminó siendo de $ 399.087.530, un 24,52 % más y el 0,41 % del gasto total incluyendo empresas (aumentó su participación porcentual a la más alta de todos los gobiernos del FPCyS). El aumento del rubro en relación a lo gastado en el 2014 fue del  66,24 %.

* La chequera de la Fapnelco estuvo al rojo vivo: el Senado distribuyó subsidios por $ 99.755.000, o lo que es lo mismo $ 4.987.750 por cada senador y el entonces vicegobernador Henn, es decir $ 415.646 por mes, cada uno.

* El gobernador tenía asignadas partidas para otorgar subsidios por 60 millones de pesos, pero terminó entregando $ 155.952.506,59, un 159,99 % más. Los subsidios representaron el año pasado el 84,62 % del gasto total de la Gobernación.

* El gasto en Educación representó el 24,30 % del gasto total del Estado provincial, porcentaje que desciende al 22,67 % si se incluye a las empresas públicas en el cálculo. Continúa la tendencia decreciente a su participación en el gasto total, que se mantiene constante desde que en 2007 asumió el gobierno el FPCyS, cuando ese porcentaje era del 29,07 %.

* En concepto de subsidios a la enseñanza privada se gastaron $ 4.466.150.411,98, lo que significa el 20,30 % del gasto en educación (en 2014 había sido el 20,53), y un 4,93 % del gasto público total (un 4,60 % si se cuenta a las empresas del Estado provincial).

* El gasto en Desarrollo Social representó el 1,59 % del gasto total, o 1,49 % si se incluye a las empresas del Estado. Al igual que en Educación, siguió la tendencia decreciente que ha sido el signo de las gestiones del socialismo: del 2,67 & del total del gasto que representaba en el 2007 (último año del gobierno de Jorge Obeid) cayó al 1,64 % en 2014, y siguió cayendo el año pasado.

* Sobre el total de lo gastado en Desarrollo Social, “Transferencias” (es decir las partidas que llegan directamente a los sectores sociales más vulnerables) representó el 53,94 % del total de lo gastado en políticas sociales. en 2007 ese porcentaje era del 74,33 % y desde entonces cae en picada, ya en 2014 había bajado al 56,17 %.

* Las cifras expuestas denotan que el año pasado por cada peso gastado en transferencias directas a sectores sociales vulnerables el Estado provincial gastó 5,73 pesos en subsidiar la educación privada. El coeficiente empeoró desde 2014, cuando la relación había sido 5,64 a 1.

* El 12,88 % del presupuesto del Ministerio de Salud se invirtió en prestaciones médicas de efectores privados (por derivaciones), pago de honorarios a anestesistas y el subsidio provincial a los hospitales públicos rosarinos.

* En “Obligaciones a Cargo del Tesoro” (la "bolsa" de créditos suplementarios) el presupuesto contemplaba $ 949.825.000 en “Construcciones” (obras), de los cuáles no se ejecutó un solo peso. Todo fue transferido a partidas de gastos corrientes, en su mayoría sueldos, como ocurre sin cambios todos los años desde el 2007.

* El Servicio Público de la Defensa tenía asignado un presupuesto de $ 44.384.000, de los que pudo gastar apenas el 31,88 %. Las transferencias dependen del Poder Ejecutivo, y el ajuste deja claro la estrategia de ahogo presupuestario al Defensor General Ganón.

* El Laboratorio de Fármacos Medicinales tenía asignados $ 4.534.029,60 en “Construcciones” para obras de ampliación de su planta de producción; de los que no gastó ni un centavo. En ventas de su producción se presupuestaron ingresos por $ 21.768.000, de los que ingresaron efectivamente apenas el 40,15 %.

* El fideicomiso paralelo creado para que el Laboratorio participe de licitaciones para la provisión de medicamentos al sistema público de salud gastó apenas el 21,39 % de las partidas asignadas para la compra de insumos para producirlos.

* El IAPOS gastó $ 4.395.364.191,43 en prestaciones médicas, farmacológicas y odontológicas, un 30,29 % más de lo previsto en el presupuesto original.

* El 93,85 % de los $ 3.146.954.365,46 que gastó el año pasado el Poder Judicial fueron sueldos de jueces, funcionarios y empleados. Lo recaudado por las distintas tasas de justicia cubrió solo el 1,38 % del presupuesto judicial.

* El Poder Judicial gastó el año pasado el 0,39 % de su presupuesto en obras, y otro 0,14 % en “Maquinarias y Equipos”, lo que incluye computadoras y autos.

No hay comentarios: