LA FRASE

"ESTOY PENSANDO EN HACER UN RECITAL DE "ALMAFUERTE" CON BIONDINI EN BATERÍA ANTIAÉREA." (RICARDO IORIO)

viernes, 26 de agosto de 2016

PÁGUENLES CON LA GUITA DEL BLANQUEO, Y LISTO


¿Se acuerdan que cuando Macri lanzó el blanqueo de capitales lo “disfrazó” con el pago de los juicios pendientes a los jubilados?

A punto tal que del blanqueo en sí casi ni se hablaba, y que hicieron un acto donde el presidente les explicaba a un grupo de jubilados como iban a “saldar la deuda histórica” que el país tenía con ellos, a partir del éxito del blanqueo.

Mientras tanto, en el proyecto que se mandó al Congreso el “programa de reparación histórica a los jubilados” se iba a financiar con recursos bien concretos: los activos del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de la ANSES; para lo cual se propiciaba derogar la Ley 27.181 sancionada en el gobierno de Cristina, prohibía vender las acciones que el organismo tiene en distintas empresas privadas, sin autorización especial del Congreso con mayoría agravada.

Merced a su acuerdo con la “oposición responsable” (Massa, Bossio y Pichetto) Macri logró que el proyecto avanzara en el Congreso y fuera sancionado como Ley 27.260, cuyo artículo 28 y concordantes autorizaban a usar los recursos del FGS para pagar los juicios, los acuerdos conciliatorios y el reajuste de los haberes a una porción ínfima de los jubilados, los de mayores ingresos de todo el sistema. El artículo 35 de la ley barrió con el “cepo” legal impuesto a la venta de las acciones del Fondo.

Ayer amanecimos con títulos catástrofe de los diarios que daban cuenta de que un juez “condicionaba” el pago a los jubilados y el reajuste de sus haberes, al hacerle lugar  una cautelar promovida por un ex funcionario de la ANSES de Alfonsín y Kirchner tendiente a evitar que se usen los recursos del Fondo de Garantía a esos fines, poniendo en peligro la reserva legal y financiera del sistema previsional, necesaria para el caso de que los recursos ordinarios del mismo no alcanzaran para atender el pago regular de las jubilaciones y pensiones.

Una preocupación razonable cuando la recaudación viene cayendo en términos reales (perdiendo por goleada frente a la inflación y la baja en el nivel de actividad), y crece el desempleo, cayendo en consecuencia las contribuciones a la seguridad social (aportes personales de los trabajadores y contribuciones patronales); de un modo que ya se hizo notorio en el escaso  aumento arrojado por la fórmula de la ley de movilidad, como veíamos acá.

Como bien dice elpropio juez al resolver la cautelar, si lo que al gobierno le preocupa es cumplir con el “programa de reparación histórica”, puede echar mano a esos fines a los recursos del presupuesto, que ya contempla partidas para el pago de los juicios.

Pero lo curioso es que nadie -ni el juez ni los medios que titularon con expresiones catastróficas la noticia- se hayan acordado de los fondos del blanqueo, para vincularlos con éste tema.

Porque aunque desde el anuncio inicial de Macri (recordemos: el blanqueo era para juntar plata para pagarles a los jubilados) a la posterior discusión en el Congreso y aprobación de la ley la cosa fue perdiendo voltaje, lo cierto es que aunque sea perdido y al costadito, lo dejaron sentado.

En efecto, el artículo 51 de la Ley 27.260 dispone en su segundo párrafo que “El producido del gravamen establecido en el artículo 41 se destinará a la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES) organismo descentralizado en el ámbito del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social (MTEySS), para atender al Programa Nacional de Reparación Histórica para Jubilados y Pensionados, y no deberá ser considerado a los fines del cálculo de la movilidad dispuesta por la ley 26.417.”.

Así que a no alarmarse por la cautelar judicial; muchachos; porque tienen al alcance de la mano la solución al problema para poder cumplir con “el programa de reparación histórica: usan lo recaudado por el impuesto especial a los que blanqueen, y listo. De hecho, Abad sigue haciendo propaganda a favor de blanqueo justamente con ese argumento.

Si es el exitazo que pronosticaron cuando lo lanzaron, no deberían tener problemas: les tiene que alcanzar y sobrar.

No hay comentarios: