LA FRASE

"NO CREO QUE LA LEY DEL ARREPENTIDO SIRVA PARA EL CASO DE ARRIBAS, ESTABA PENSADA MÁS BIEN PARA EL KIRCHNERISMO." (PATRICIA BULLRICH)

jueves, 25 de agosto de 2016

LO QUE CUESTA MANTENER UN DEPARTAMENTO EN MIAMI



Según leemos en El Destape Lanata concurrió a los tribunales para testimoniar a favor de Héctor Magnetto en la querella por difamación que el CEO del Grupo Clarín le iniciara a Víctor Hugo Morales. Lo propio hizo Majul. Siguiendo el enlace pueden acceder al texto completo de la declaración, de la que nosotros destacamos algunos párrafos.

Cuando le preguntan a Lanata como lo impactaron las declaraciones de Víctor Hugo contra Magnetto, afirma que se preguntó "sí tenía pruebas para apoyarlas", justo -pero justo, vea- él, el rey del híper-recontrachequeado, que jamás diría algo sin tenerlo fehacientemente comprobado. Pero hay más: el gordo manifiesta haberse sorprendido en su momento por el "cambio tan vertiginoso" de opinión de Víctor Hugo sobre el kirchnerismo, y lo atribuye sin dudar a que recibía generosa pauta oficial del gobierno: ¿acaso se estaba mirando al espejo?

Preguntado por el juez si para vertir sobre sus opiniones sobre VHM recibía algún tipo de instrucciones de sus patrones del Grupo, contestó indignado que eso era un "desconocimiento absoluto de como funciona una redacción" o "proyección del deseo personal de una redacción que funcione con comisarios políticos tal como funcionaban las redacciones de los diarios de los países comunistas", agregando además que "después de 40 años de carrera profesional es público que no recibo ni recibí instrucciones de nadie". 

Es decir entonces que éste recio luchador por la libertad de expresión estaba allí para darle su apoyo a don Héctor de puro gaucho nomás, y por sus propias convicciones. De la existencia o no de instrucciones de Gorriarán Merlo a la redacción de Página 12 en sus tiempos no dijo nada, con lo cual nos dejó ayunos sobre si entonces había o no comisariatos políticos en los medios.    

Le preguntaron si recordaba el momento en el que expuso en televisión el mapa de los medios y como se conformaba el conglomerado Clarín, y se negó a responder la pregunta "porque no tiene nada que ver con el objeto de la audiencia", y que en todo caso en la parte superior Youtube tiene un buscador para esos fines. Que fue lo que usamos nosotros para encontrar el video de apertura, sin preguntarnos el porqué del "cambio tan vertiginoso" de opinión de Lanata sobre Magnetto y el Grupo Clarín, algo que a esta altura de los acontecimientos está por demás de claro. 

Cuando le preguntaron si conocía que Magnetto estuviera involucrado en causas judiciales contestó que "recuerdo la de Papel Prensa, no sé si prosperó, porque era verdaderamente un invento"; y que si bien había sido muy crítico del rol de Papel Prensa, "una cosa es criticar la formación de la empresa, y la otra el absurdo de decir que se obtuvo bajo tortura". 

Está mal informada la mega-estrella del periodismo de investigación: ya en marzo del 2015 el fiscal de la causa le pidió al juez Ercolini la indagatoria de (entre otros) el mismo Magnetto, por darle verosimilitud a la presunción de que la empresa fue rapiñada a sus propietarios en el contexto de delitos de lesa humanidad; y esta misma semana una pericia contable (argucia pensada por el juez para hacer zafar a Magnetto, Mitre y Ernestina de las indagatorias) determinó que fue adquirida a precio vil, mientras sus propietarios eran detenidos, encarcelados y torturados. 

Para peor, Lanata afirma que lo único que sabe de la causa Papel Prensa son citas "presumiblemente textuales publicadas en su momento por medios del aparato de propaganda k": raro que no se le haya despertado la curiosidad en éste caso (como en otros) por ir al juzgado e intentar acceder al expediente, para conocer de propia mano como venía la causa, debe ser por falta de tiempo y no de interés, seguramente. Además el juez es un amigo, y no le hubiera negado el favor.

Preguntado si tiene conocimiento de que Osvaldo Papaleo, su hermana Lidia y Rafael Iannover estuvieron secuestrados durante la dictadura, repregunta si Papaleo era el mismo que fue colaborador de López Rega; de lo que se debería inferir que si así era, a su criterio se justificaba que lo secuestren y torturen. Interesante teoría, asombrosamente parecida al "algo habrán hecho" de los años de plomo.

Cuando el juez la pregunta si tiene conocimiento de que desde los medios del Grupo se haya orquestado una campaña de desprestigio contra Víctor Hugo contesta que no, pero que cree que "frente a las agresiones del gobierno el grupo fue bastante prudente", y que si él lo hubiera manejado (es decir, si hubiera ocupado el lugar de Magnetto) "yo no hubiera permitido que durante años se me llamara secuestrador de niños, luego se demostrara que era un error y nadie me pidiera disculpas".  

Raro, porque siendo director del hoy fenecido "Crítica de la Argentina" el 5 de abril del 2009 (al fundir el diario) se despedía de sus lectores diciendo que: "Es gracioso y patético verse corrido por izquierda por Clarín: que el diario que convivió e hizo grandes negocios con los militares (Papel Prensa, junto a La Nación), gerenciado por la señora que se sospecha apropiadora de hijos de desaparecidos, que implementa el terror como política laboral (no tiene, por ejemplo, comisión interna) sostenga en un artículo sin firma que Crítica “ moderó últimamente su posición sobre Kirchner” es tan torpe que resulta cándido..."

El diario que montó ilegalmente Radio Mitre, que obtuvo Canal 13 del menemismo y logró la fusión monopólica del cable con Kirchner nos acusa de falta de independencia. Clarín no soporta que no le tengan miedo. Me hubiera gustado, al menos, dar esta pelea con Roberto Noble, su creador, y no con su lobbista Héctor Magnetto y el genuflexo señor Kirschbaum, cada día más encorvado por decir que sí. Nada de lo que digan sobre nosotros cambiará la imagen que ustedes tienen al mirarse al espejo"." (las negritas son nuestras)

Pareciera desconocer además que la causa que involucra a la viuda de Noble por la presunta supresión de identidad y apropiación de sus dos hijos no puede ser sobreseída porque el delito es permanente (mientras la identidad real no sea restituída se sigue consumando), y el cotejo de ADN de los hermanos solo pudo hacerse con las muestras existentes en el Banco Nacional de Datos Genéticos.

No es la primera vez que éste personaje saca la cara por el patroncito: allá por diciembre del 2014 fue a la justicia junto a otros conchabados del multimedios (Longobardi, Magdalena, Nelson Castro, Fernández Díaz, Leuco, Morales Solá, blank y Van Der Kooy) para impedir la adecuación de oficio del Grupo a la ley de medios, ordenada por la AFSCA. En una resolución insólita un juez les hizo lugar y dispuso una cautelar que la que le permitió a Clarín llegar al inicio del gobierno de Macri, sin ajustarse a la ley.

Las agachadas del personaje (un pesetero toda su vida, dispuesto a lo que fuera por guita) no sorprenden a nadie a esta altura, ni siquiera a los zombies que consumen el paco informativo que les suministra desde sus programas de radio y televisión; y que hoy por hoy ayuda a sostener el relato de la "revolución de la alegría" de un gobierno de gestión espantosa. En todo caso su declaración en la causa contra Víctor Hugo no hace más que correr los límites de la degradación a la que es capaz de llegar, pero no mucho más que eso.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Rifle sanitario.

Anónimo dijo...

Lanata: un reventado por donde se lo mire. Lástima que el riñón todavia le funcione.