LA FRASE

"ESTOY PENSANDO EN HACER UN RECITAL DE "ALMAFUERTE" CON BIONDINI EN BATERÍA ANTIAÉREA." (RICARDO IORIO)

miércoles, 17 de agosto de 2016

TERMINADO EL TRABAJO PENDIENTE ¿LLEGARÁ A TIEMPO ROSENKRANTZ PARA FALLAR A FAVOR DEL TARIFAZO?


Sobre la división de los negocios del Grupo Clarín, leemos en El Cronista: "Técnicamente se trata de una "escisión societaria". La primera sociedad mantendrá el paraguas marcario histórico, es decir Grupo Clarín, mientras que la segunda llevará la insignia de Cablevisión HoldingLa decisión fue tomada por un grupo de trabajo que el mayor holding de medios de la Argentina creó durante el anterior gobierno kirchnerista para analizar alternativas y variantes a la ya fallecida Ley de Medios y que ahora acercó la propuesta de escisión al directorio de Clarín.

El objetivo de esta nueva estructura societaria apunta a obtener fondos para financiar su próxima expansión, más que nada en el mundo de las telecomunicaciones, mediante emisión de nuevas acciones o de otros instrumentos financieros que puedan ser considerados atractivos por los inversores extranjeros. Es decir, acceder a los mercados internacionales, ganando flexibilidad financiera y mejorando la estructura de capital de ambas sociedades para potenciar sus inversiones y crecimiento.". (las negritas son nuestras)

Sobre el mismo tema, La Nación dice que "La operación cuenta con el asesoramiento financiero de Goldman, Sachs & Co, y en lo legal, de Cleary Gottlieb Steen & Hamilton LLP y Sáenz Valiente & Asociados SRL. La escisión de Grupo Clarín recuerda el plan de adecuación a la ley de medios de 2009, que la empresa presentó a la extinta Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (Afsca) en 2014 tras el fallo de la Corte Suprema que confirmó la constitucionalidad de aquel texto legal, parcialmente derogado por el presidente Mauricio Macri mediante el DNU 267 del 29 de diciembre de 2015. En aquel plan, Clarín proponía escindirse en seis unidades para luego desprenderse de cuatro de ellas, repartir entre sus actuales accionistas las dos principales -el negocio audiovisual y el del cable- y quedar ajustado a la ley vigente por entonces. Tras los cambios regulatorios instrumentados por el actual gobierno, esa división -que estuvo frenada en la Justicia- había sido descartada." (otra vez las negritas son nuestras)

Lo que son las vueltas de la vida: los que en el 2003 fueron salvados de la quiebra a manos de sus acreedores extranjeros por la "ley de bienes culturales" y la pesificación de deudas que le impusieron a Duhalde, hoy vuelven a reestructurar su hólding para poder "salir a los mercados de capitales", y captar inversores extranjeros; luego de años de combatir a la ley de medios porque "atacaba a los empresarios nacionales, a favor de inversores del exterior". ¿Habrá que volver a rescatarlos en el futuro?

Los decretazos de Macri que pulverizaron la ley de medios y metieron cuchara en el negocio de la telefonía celular les allanaron el camino para agrandar sus negocios: consiguieron la aprobación de la compra de Nextel por Cablevisión, y la eliminación del tope de abonados al cable que establecía la ley de medios original en su artículo 45.

Retomando la base de su propuesta de "adecuación voluntaria" a la ley, se escinden en dos sociedades: una que tendrá a su cargo los "contenidos" (el diario Clarín y los demás medios como TN, radio Mitre y Canal 13), y otra los negocios que aportan "cash": el cable y la telefonía celular, a la que viene pugnando por entrar desde el 2007, y miran con expectativa la adjudicación del espectro disponible del 4G, que antes estaba reservado a Arsat S.A.

Lo que no dice ninguno de los dos artículos es que las dos sociedades controlantes del hólding Clarín (la que manejará los medios por un lado, y por el otro la que manejará el cable y la telefonía celuar) están constituidas en un paraíso fiscal: el Estado de Delaware, en los EEUU; lo cual el Grupo acaba de informar a sus accionistas y a la Comisión Nacional de Valores, a los fines del tratamiento impositivo correspondiente para Ganancias.

Tampoco dicen que el "grupo de trabajo" que venía trabajando en el "desguace" del Grupo para "adecuarse" a la Ley 26.522 de Servicios de Comunicación Audiovisual estaba presidido nada menos que por Carlos Rosenkrantz, el flamante ministro de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, que se prepara para asumir su cargo: ver más detalles al respecto, acá. Concluido el trabajo pendiente en su profesión, el hombre puede sumarse para aportarle -quizás- un voto favorable al gobierno en el espinoso asunto del tarifazo. 

Los que retomaron su trabajo y menciona la nota de La Nación son bien conocidos: Goldman & Sachs no necesita presentación (curiosamente, llegó a ser dueño del 18 % de las acciones del Grupo, y se fue desprendiendo de su participación); y el estudio Cleary, Gottlieb Steen & Hamilton es el mismo que contrató el gobierno de Macri para el cierre del litigio con los fondos buitres, y el gobierno de la provincia de Santa Fe para asesorarlo en su emisión de deuda.

¿Cómo votará Blaquier (ex miembro del directorio del Grupo Clarín) en su condición de responsable del Fondo de Garantía de la Anses -que tiene el 9 % de las acciones del hólding- en la asamblea de accionistas que debe aprobar la operación? Ke nerviosss.  

No hay comentarios: