LA FRASE

"RECIBÍ UNA AMENAZA DE BOMBA EN LA BASE MILITAR DONDE VIVO; AL FINAL ESTOY MÁS SEGURA CUANDO VOY A COMER SOLA AL MC DONALD'S." (MARÍA EUGENIA VIDAL)

lunes, 1 de agosto de 2016

UN SECRETARIO ESQUIZOFRÉNICO


El Sr. Miguel Braun es el actual titular de la Secretaría de Comercio, organismo que entre otras funciones, tiene a su cargo la defensa de los intereses de los usuarios y consumidores en el marco de la Ley 24.240.

Pero Miguel tambien es integrante de una cadena de supermercados altamente concentrada en el sur del paìs e histórica formadora de precios, Supermercados La Anónima.

Además, Miguel hasta el año pasado fue vicepresidente de ASU (Asociación de Supermercados Unidos), asociación que nuclea a las principales cadenas del sector, y que es en definitiva, el principal grupo de formadores de precios de comestibles del país.  Además Miguel se encuentra estrechamente vinculado a la actividad bancaria, ya que la familia Braun es accionista del Banco Galicia.

Estos antecedentes demuestran el histórico compromiso del Sr. Braun con el sector débil de la relación de consumo, es decir con todos los usuarios y consumidores del país, a quienes hoy representa. Probada su ajenidad a cualquier grupo económico concentrado, el Sr. Braun es una garantía de la defensa de los derechos de los consumidores.

Y por eso está designado precisamente en el organismo que tiene como tarea la negociación de precios y condiciones de comercialización con, justamente, las cadenas de supermercados.

Habiendo sido vicepresidente hasta hace meses de la asociación que agrupa a los grandes supermercadistas, quien mejor que él para representar los derechos de los consumidores, y defender esos derechos tenazmente frente a sus (hasta hace poco) socios, de los cuales se encuentra hoy absolutamente desvinculado por supuesto, al igual que de su anterior actividad comercial.

Esa tajante desvinculación posibilita que hoy se reúna con sus hasta hace poco socios,  para tratar temas tan conocidos por él, pero ahora con Miguel sentado del otro lado de la mesa. Seguramente desde su asunción como Secretario, Miguel ha cambiado diametralmente sus intereses y por eso su óptica.

Pero algunos dudamos de Miguel. Pensamos que a raíz de su nueva función, ha empezado a tener una percepción distorsionada de sí mismo. Y por eso, la distinción  entre él mismo y lo que le rodea puede ser borrosa. Como en la esquizofrenia.

Y por esa dificultad de distinción, dudamos que pueda estar preocupado por los intereses de los consumidores. En otro momento, y en el mismo cargo, tuvimos un Secretario “polémico”, al que nunca le pudieron señalar algún desliz a favor de las empresas formadoras de precios. Al contrario, las críticas siempre fueron por su intransigencia,  por su insistencia en investigar estructuras de costos, por su denuncia sobre las siderales ganancias empresarias en la cadena de comercialización.  

Antes un Secretario “polémico”. Hoy un Secretario esquizofrénico. Cambiamos. El aumento sideral de los precios, sobre todo de los alimentos, en los últimos seis meses, confirman la dolencia de Miguel.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Ayer lo nombró Cristina a éste ladrón. En La Anónima, el kilo de queso cuesta tres veces más. Mirá si éste se va a preocupar por el aumento de precios.

Mónica Oporto dijo...

tu entrada de blog la he incluido en este trabajo
http://prontuarios-x.blogspot.com/2016/08/la-patagonia-y-los-braun-menendez.html

Anónimo dijo...

Representando a La Anónima, a la reunión fue el hermano del Secretario de Comercio.
Son buena gente.Honestos.