LA FRASE

"NO TENGO NADA QUE VER CON LA IMPORTACIÓN DE LOS PELUCHES DE LA MASCOTA DE LAS OLIMPÍADAS JUVENILES, CUALQUIERA QUE ME CONNOZCA SABE QUE NO LE PONDRÍA DE NOMBRE "QUIERO VERGUITA" A UNA EMPRESA." (FEDERICO ANDAHAZI)

lunes, 5 de marzo de 2018

MACRI LE FACILITA A CORRAL LOS NEGOCIOS DEL CÍRCULO ROJO SANTAFESINO



En el Boletín Oficial de ayer apareció publicada la Decisión Administrativa 249 del Jefe de gabinete Marcos Peña (completa acá), por la cual se autoriza a la Agencia de Administración de Bienes del Estado para vender distintos inmuebles del Estado en todo el país; y entre ellos, tres terrenos que pertenecían al ferrocarril en la ciudad de Santa Fe.

En el anexo adjunto al acto administrativo  va el listado, y los de acá son los números 4, 5 y 6 de la lista, todos terrenos situados entre la Avenida Alem y la terminal de ómnibus; de la que se acaba de hacer cargo la municipalidad tras la finalización del contrato con la concesionaria NETOC.

Los terrenos a vender son los tres que están entre las calles Santa María de Oro, Las Heras, Alvear y Avenida Alem (ver recuadro en verde de la imagen de apertura capturada del Google Map de la ciudad).

O sea, los que Corral quería vender para la “puesta en valor” de la terminal, aunque no tengan absolutamente nada que ver con su funcionamiento, que por cierto sigue tan precario como antes: es un comodato de la provincia (que es la dueña del inmueble donde está asentada) a favor de la municipalidad, por 20 años (se habla de extenderlo a 30).

En los fundamentos la Decisión Administrativa de Peña dice algo muy sugestivo: “Que en el caso de tres (3) sectores conformados por una serie de lotes ubicados en la ciudad y provincia de Santa Fe, en jurisdicción del Ministerio de Transporte, la Municipalidad de la ciudad de Santa Fe de la Vera Cruz, consideró propicio su enajenación por cuanto, los lotes de referencia representan un recurso ocioso de suelo urbano del área central de la Ciudad, con potencialidades funcionales a la actividad comercial, de servicios y residencial, que a su vez afectan negativamente el ambiente urbano del sector residencial del barrio en el que se insertan, en tanto generan terrenos baldíos que propician la acumulación de residuos, suciedad, y focos de inseguridad; resultando los mismos conflictivos a los intereses de la Ciudad.” (las negritas son nuestras)

Como se ve, en su informe al gobierno nacional Corral ni siquiera menciona vinculación alguna de los terrenos con la vecina terminal de colectivos, y no se le ocurrió a ninguna de las dos partes (Municipalidad y gobierno nacional) afectarlos por ejemplo a la construcción de viviendas colectivas por el PROCREAR, como hizo Cristina con los terrenos del Parque Federal que también eran ferroviarios; y en los que se están construyendo las torres iniciadas en su gobierno, vueltas a sortear hace poco y de las que Corral se enorgullece tanto.

Cuestión que señalamos porque Corral sí se preocupó de señalar que los terrenos a venderse “representan un recurso ocioso del suelo urbano del área central de la ciudad”.

Claro que en es zona -es decir, en pleno “Puerto Madero” santafesino frente al puerto y su casino, shopping, oficinas y desarrollos inmobiliarios VIP- venderlos en lugar de afectarlos para el PROCREAR es un negocio muy redituable, para los negocios del “círculo rojo” santafesino que tan bien gestiona el intendente, y todas las administraciones locales de la UCR.

¿Apostamos a que en la subasta se presentan los mismos “desarrolladores inmobiliarios” de las cocheras subterráneas del Parque Alberdi, o de los complejos de lujo del puerto, construidos sobre terrenos públicos propiedad del gobierno de la provincia, pero que por ley no pueden ser vendidos?

Y si no nos creen, lean acá en el house organ del círculo rojo esta nota, destacando el "alto valor constructivo" de los terrenos en cuestión. 

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Me parece que los terrenos del puerto donde construyeron las torres, son terrenos de propiedad de la Nación, no de la provincia, y que tienen un plazo de concesión (20 o 30 años) y después deberían volver a la Nación.

La Corriente Kirchnerista de Santa Fe dijo...

No, son de la provincia porque fueron donados por la nación en la ley que transfirió los puertos en 1993. La provincia retiene la nuda propiedad y el ente portuario tiene el usfructuo por ese plazo, pero solo los puede destinar a la actividad portuaria