LA FRASE

"CRISTINA ES LA CANDIDATA OPOSITORA QUE PREFIERE EL GOBIERNO, AL QUE VERDADERAMENTE LE TEME ES A JULIO BÁRBARO." (LUIS MAJUL)

jueves, 29 de marzo de 2018

MOVIMIENTO DE PINZAS CONTRA LA DOCENCIA


En el marco de la escalada del conflicto contra los gremios de empleados públicos provinciales, el gobierno de Lifschitz anunció que cerrará las paritarias por decreto, y amenazó con descontar los días de paro.

En el caso de los trabajadores de la Administración central, podría atenerse a la formalidad de la Ley 10.052, convocar a la paritaria y que allí ambos gremios (UPCN y ATE) se expresen sobre la propuesta, y decidir por mayoría, con lo cual se garantizaría que sea aceptada porque la representación de UPCN es mayor.

Sin embargo optaría por el decreto fijando unilateralmente el aumento, y haciéndolo extensivo a los docentes, sector en el que los dos gremios mayoritarios con personería gremial (AMSAFE y SADOP) rechazaron la propuesta.

En éste último caso se da una situación muy particular, como consecuencia de lo que dispone la Ley 12.958 aprobada en el 2009 durante el gobierno de Binner, y que establece el marco legal de las paritarias docentes.

El artículo 16 de la ley dispone lo siguiente: “Ante dificultades de resolución de un conflicto suscitado durante el proceso de negociación colectiva, que torne imposible la continuidad de las audiencias, el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social de la provincia de Santa Fe, en el término de cuarenta y ocho (48) horas de tomado conocimiento de la situación, convocará a la Comisión Federal de Mediación, constituida en el marco de la Paritaria Nacional Docente según Decreto del Poder Ejecutivo Nacional N° 457/07 e integrada por un representante del Ministerio de Educación de la Nación, un representante del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social de la Nación y un representante de las organizaciones gremiales nacionales que incluyan a los sindicatos de la Jurisdicción.

Y el artículo 17 establece que “La Comisión Federal de Mediación actuará como un facilitador del diálogo mediante audiencias convocadas a tales efectos, a las que deberán concurrir obligatoriamente las partes, sin sujeción a un procedimiento formal, todo ello a fin de que logren autocompositivamente una solución dentro de los diez (10) días hábiles desde el primer encuentro, prorrogables por única vez. Vencidos estos plazos, sin que se hubiera arribado a una fórmula de solución, el Cuerpo dará un informe al Ministerio de Trabajo y Seguridad Social de la Provincia con indicación de las causas del conflicto, desarrollo de las negociaciones, fórmulas propuestas para su superación y parte que lo aceptó y rechazó.” (las negritas son nuestras)

El caso previsto en la ley sería clavado: el gobierno provincial clausuró la discusión en paritarias, fijará unilateralmente los aumentos y descontaría los días de huelga a los trabajadores que adhieran a las medidas dispuestas por los gremios, rechazándolo.

El Decreto 457/07 que se menciona es el que dictó en su momento Néstor Kirchner reglamentando las disposiciones de la Ley 26.075 de financiamiento educativo, que referían al convenio base para los docentes de todo el país, con una paritaria nacional en la que se establecía entre el Estado y los gremios el salario mínimo garantizado para todas las jurisdicciones, para el cargo testigo.

Sí, es el mismo decreto que a principios de éste año por el Decreto 52 Macri modificó, desguazando la paritaria nacional docente al quitarle la discusión salarial como objeto, y modificando la composición de la representación gremial para diluir la representatividad de CTERA (la organización mayoritaria de las que nuclean a la docencia), e integrar en un pie de igualdad a gremios más proclives al acuerdo como UDA.

CTERA es justamente la organización madre de AMSAFE, el gremio de los docentes de las escuelas públicas provinciales; y UDA (que no forma parte de la paritaria provincial, por su inexistente representación) es el único gremio junto con UPCN que aceptó la oferta salarial del gobierno de la provincia.

Mientras tanto SADOP viene peleando en la justicia para ser admitido en la paritaria nacional, de la que el gobierno de Macri lo excluyó.

Viendo que en un caso les cerraron la paritaria por decreto fijándoles el aumento (en la provincia, el socialismo) y en el otro antes les habían vaciado la paritaria de contenido excluyendo la discusión nacional (en la nación, el macrismo), si uno fuera mal pensado diría que entre el “progresismo” y la “nueva derecha moderna y democrática” hicieron un juego de pinzas contra la docencia santafesina.

Lo que loco es que el gobernador pretendiera que los gremios aceptaran la oferta, cuando él mismo dice que les garantiza que sus salarios pierdan frente a la inflación (capturado de acá):


No hay comentarios: