LA FRASE

"DIGO LO DE LA NUEVA DERECHA MODERNA Y DEMOCRÁTICA, GANA BOLSONARO, RELATIVIZO EL "LAWFARE", SALE ESTO DEL JUEZ CARZOGLIO: VOY A PENSAR QUE HAY UNA CAMPAÑA EN MI CONTRA PARA HACERME QUEDAR COMO UN PELOTUDO." (JOSÉ NATANSON)

domingo, 14 de enero de 2018

EL RETRASO CAMBIARIO: CUENTO INFANTIL ARGENTINO


Por A.C.

El eterno reclamo de los sectores concentrados de la economía sobre el atraso cambiario, se repite actualmente, aún en un gobierno como el de Macri, que liberó el tipo de cambio, que eliminó la obligación de los exportadores para que liquiden las divisas en el país,  donde no existen límites para la compra de divisas extranjeras o para la remisión de utilidades, es decir para fugar dinero al exterior.

Con el abandono del tipo de cambio administrado que dispuso el actual gobierno (decisión suicida para la economía de cualquier país y sobre todo para un país perisférico y demandante de dólares), no tiene explicación el reclamo.

Si el tipo de cambio es libre y lo fija entonces el mercado, el libre juego de la oferta y la demanda, no se entiende como puede existir atraso cambiario. ¿El mercado paga por los pesos más de lo que valen, o vende los dólares a menor valor?

Los sectores exportadores y concentrados no están de acuerdo con un tipo de cambio administrado como existió hasta el 2015. Pero sin embargo, dado su reclamo de atraso cambiario, tampoco estarían de acuerdo con un tipo de cambio libre como el que rige actualmente, porque parece que los números tampoco les resultan suficientes.

Entonces estos sectores proponen una alternativa distinta, una tercera posición. Ni tipo de cambio administrado ni tipo de cambio libre: el valor del dólar lo tienen que fijar ellos, y el resto de los sectores de la economía y de la población, deben asumir el valor que a ellos les convenga, aunque el aumento de la cotización se traslade automáticamente a los precios y destroze el bolsillo de los sectores de ingresos fijos en pesos, como los asalariados.

Esta tan particular visión económica, a la que podría denominarse “Escuela del Retraso”, tiene numerosos teóricos y lenguaraces que periódicamente inundan los medios para denunciar el eterno retorno del atraso, y entre sus voceros, estuvieron y están los propios funcionarios del actual gobierno. Para ellos, siempre la inflación supera al dólar.

Como es eterno el reclamo, es eterna la promesa: con una devaluación, el país se tornará mucho más competitivo y aumentarán en gran escala las exportaciones de productos argentinos.

Sin embargo, puede apreciarse que a lo largo de la historia, el pretendido significativo aumento de las exportaciones luego de las devaluaciones, nunca se ha cumplido. Lo que sí se ha producido invariablemente, es una monstruosa transferencia de recursos hacia los sectores concentrados y posicionados en dólares, en perjuicio claro, del conjunto de la población, que tiene sus ingresos en pesos y ve disminuido su poder adquisitivo. Ello sucede porque la devaluación produce siempre un aumento generalizado de precios, que se potencia en una economía totalmente desregulada como la actual y con tarifas de los servicios dolarizadas, aumentos que benefician a muchos integrantes del gobierno y socios del presidente, como Aranguren (Shell) o Mindlin  (Edenor), por tomar solo dos ejemplos.

Cuando asume el actual gobierno, el entonces ministro Prat Gay, viejo profeta de la “Escuela del Retraso”, sostenía que los precios ya estaban todos referenciados en el dólar blue de $15.  Ignoraba el ministro que todas las operaciones de exportación e importación, es decir que el principal volumen de ingreso y egreso de divisas, se efectuaba por medio del dólar oficial de $9,80.

Consecuencia de llevar el dólar a $15, fue una inflación de 41,3% anual durante 2016, 41,3% según índices de C.A.B.A., porque recordemos que el INDEC, atravesaba su largo apagón estadístico en éste gobierno de transparencias. Brillante decisión la del viejo profeta y ex ministro, que obtuvo la inflación más alta de los últimos 25 años.

Pero a pesar de toda evidencia empírica e histórica, la “Escuela del Retraso” insiste en querer convencernos del permanente atraso cambiario. Aunque los números la contradicen. Veamos:

Inflación anual año 2016                   41,3%
Inflación anual año 2017                   24,8%
Inflación período 2016/17               66,1% (acumulada 76,34 %)

Cotización dólar oficial fin anterior gobierno  (04/12/015)                $ 9,81 (tipo vendedor)
Cotización dólar oficial al 12/01/2018                                               $19,00(tipo vendedor)
                  Variación precio del dólar                  93,7 %

Los enfoques de la “Escuela del Retraso” y sus apreciaciones interesadas maquilladas con tecnicismos huecos, se derrumban cuando se recurre al sencillo método de observar el resultado que arrojan los números. El atraso cambiario, un cuento infantil argentino, donde la inflación siempre supera al dólar, cuento reiterado periódicamente para incrementar aún más las siderales ganancias de los sectores concentrados de la economía y perjudicar al conjunto de la población, que se empobrece con cada devaluación.

Los miembros de la “Escuela del Retraso” y éste extraño capitalismo PRO, que  le saca el dinero a la gente del bolsillo, destroza así el consumo y la actividad económica, mientras proyectan en el presupuesto un crecimiento de la economía en el 2018 de más del 3%. 

Difícil. Nunca aprendieron –ni aprenderán por intereses de clase- que no hay país en el mundo que crezca destruyendo el consumo. 

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Cotización dólar oficial fin anterior gobierno (04/12/015) $9.81... ¿Aspiran poxiran? ¿Dónde vendían el dólar a $9.81? Teniendo todo legal, me dejaban 5% del sueldo. ¿Eso es libertad? El precio NUNCA es lo que un pelotudo dice que es, es EL QUE ES. Pretender que la economía no se comporte como ciencia, es como mínimo PELOTUDO.

La Corriente Kirchnerista de Santa Fe dijo...

Bueno, ahora podés comprar todos los dólares que quieras, sin restricciones. Y ya que sos tan vivo, no pierdas el tiempo acá y salí corriendo antes que aumente.