LA FRASE

"POR SUPUESTO QUE LOS RESULTADOS OBLIGAN A INTRODUCIR CAMBIOS: LES PED√ć LA RENUNCIA A TODOS LOS DEL GABINETE JOVEN, Y EN SU LUGAR ENTRAN BINNER Y ZABALZA." (MIGUEL LIFSCHITZ)

viernes, 27 de enero de 2017

ARMANDO Y DESARMANDO


Imaginemos por un momento si el kirchnerismo met√≠a cuchara en el f√ļtbol del modo en que lo est√° haciendo desembozadamente el gobierno desde que asumi√≥ Macri, y con los mismos resultados (que est√© cada vez peor): no es muy dif√≠cil suponer que los medios hasta pedir√≠an que la FIFA nos mandara los marines; y pondr√≠an el grito en el cielo porque nos quedar√≠amos afuera de los mundiales y todas las competencias internacionales, o algo por el estilo.

Va de suyo que no fue as√≠ simplemente porque el que mete cuchara es Macri, que se ocupa del tema bastante m√°s que de otros -como la educaci√≥n y la salud, pon√©le- que deber√≠an ser prioritarios para su gesti√≥n, seg√ļn el mismo se encarga de repetir cada vez que puede, para justificar el final del "F√ļtbol Para Todos". 

A prop√≥sito: ¿habr√° comenzado ya la construcci√≥n de los 300 jardines de infantes que se podr√≠an hacer con esa plata ahora que no se gasta en el f√ļtbol, o son 3000 o coso?

Parte de la brillante gesti√≥n macrista en el f√ļtbol argentino (que en 14 meses cuenta m√°s meses sin jugar y discutiendo como y cuando se juega, que jugando) fue designar la "comisi√≥n normalizadora" (¿c√≥mo ser√≠a si la hubieran nombrado para hacer quilombo?) con Armando P√©rez al frente. Los resultados est√°n a la vista.

En el video de apertura (sacado de la cuenta de T√©lam) P√©rez dice que es factible que el f√ļtbol arranaque, y que el gobierno les puso dos condiciones para pagarle a la AFA lo que aun adeuda del FPT: que se haga la asamblea reformando los estatutos (para que los clubes puedan ser sociedades an√≥nimas) y que se lance la "superliga"; para que puedan negociar de a uno los derechos de televisaci√≥n (lo que les interesa particularmente a Boca y R√≠ver), sin ingerencia de la asociaci√≥n.

Las dos metas que se puso Macri desde el principio para su intromisi√≥n en el f√ļtbol argentino, y que en el caso de las "sociedades an√≥nimas deportivas" quiso imponer ya en 1995, cuando era presidente de Boca, y fracas√≥. All√≠ est√° toda la raz√≥n de ser del conflicto que lleva m√°s de un a√Īo, y no la prioridad de los jardines de infantes sobre el f√ļtbol televisado.  

Pero alguien debe haber advertido que no quedaba bien que el gobierno apareciera tan expl√≠citamente alineado con los intereses del presidente y sus socios en los negocios del f√ļtbol (como Arribas, el de la AFI, por ejemplo), o que quedaba feo que apareciera como extorsionando a la AFA para pagarle una deuda que -al fin y al cabo- le debe pagar porque firm√≥ un contrato y debe cumplirlo.

Por eso es que vemos pocas horas m√°s tarde al mismo P√©rez (¿ser√° parte del "mejor equipo de los √ļltimos 50 a√Īos") diciendo exactamente lo contrario a lo que hab√≠a dicho antes: el gobierno no les puso ninguna condici√≥n, pero ve muy dif√≠cil que arranque el torneo.

Porque la mayoría de los clubes no quieren cumplir la condición que Pérez primero dijo que el gobierno (Macri, bah) les puso, y luego que no: que se transformen en sociedades anónimas.

Una pena que no hayan podido blanquear del todo a Fernando Niembro, otra de las luminarias que est√° participando en las sombras en nombre de Macri en todo este enjuague, que amenaza con quitarnos el f√ļtbol por tiempo indeterminado.

¿Se bancar√° el gobierno que no haya f√ļtbol en un a√Īo de elecciones? Porque como viene la mano tal parece que lo necesitan m√°s ellos, que nosotros.


No hay comentarios: