LA FRASE

"QUISIERA VER SI CRISTINA KIRCHNER ES CAPAZ DE SALIR AIROSA DE UN REPORTAJE INCISIVO Y SIN CONCESIONES COMO LOS QUE YO LE HAGO AL PRESIDENTE MACRI." (LUIS MAJUL)

viernes, 6 de enero de 2017

ECONOMÍA Y LA PATRULLA PERDIDA

    
                                                                                                                                   Por  A.C.


                                                                                      
            INFORME DE LEBAC
            PRÓXIMOS VENCIMIENTOS
Fecha de vto          4-Jan-17   11-Jan-17  18-Jan-17   25-Jan-17   1-Feb-17     8-Feb 17
Montoen M. de  $       80,649      74,092     144,815    61,183      73,750       3,529
La información presentada para el mercado primario corresponde únicamente a las Lebac en pesos.
Fuente: Instituto Argentino de Mercado de Capitales (IAMC)
                                                                                      

Aquel Ministro que en la actividad privada se dedicara a operar como” facilitador” de fuga de capitales hacia cuentas a Suiza , como lo tiene comprobado  la investigación realizada en Francia sobre el HSBC, y que ya en la función pública el año pasado se jactara ante el Council of the Americas diciendo que “La mayor parte del trabajo sucio está hecho”ha  pasado a la historia.

Prat Gay, principal instrumento junto a Sturzenegger de una devaluación demencial, de la liberación del mercado cambiario, del aumento descontrolado de precios, de la baja del poder adquisitivo del salario, de tasas de intereses astronómicas, de los irracionales tarifazos, de la vía libre para la fuga de capitales, del enorme endeudamiento externo, fue eyectado de la gestión, pero el trabajo sucio realizado seguirá teniendo consecuencias muy negativas para la economía argentina.

Según surge del propio mercado, a través del Informe del Instituto Argentino de Mercado de Capitales (IAMC), la situación de endeudamiento sistemático generada por Prat Gay y Sturzenegger con una descontrolada emisión de letras del Banco Central (Lebac), muestra números que se tornan inmanejables.

Como se puede apreciar en el gráfico del inicio, solo hasta el 8 de febrero de 2107, es decir de acá a un mes, hay que afrontar vencimientos de las Lebac por  más de 438.000 millones de pesos que representan más de 26.000 millones de dólares al cambio oficial. En solo un  mes. Semejante volumen de deuda, cuya tenencia en más del 80% se encuentra en manos de los bancos, desplaza el centro de las decisiones. Hoy son los bancos quienes fijan la tasa de interés que debe pagar el Banco Central. De lo contrario, no renovarían las letras y pedirían que sean pagadas a su vencimiento.

Como el gobierno no dispone de 26.000 millones de dólares para cancelar la deuda por Lebac que generaron y que vencen durante el mes de Enero, Sturzenegger solo es un espectador que está obligado a acceder a la exigencia de los bancos.

Mientras tanto, el presidente del Banco Central y ante lo incontenible de la situación generada por las tasas de interés fijadas por su misma gestión, y en otra muestra de pensamiento mágico, recurrió en estos días a modificar el modo de establecimiento de las tasas de referencia, creando una tasa de política monetaria a 7 días, que deja de lado la referencia anterior, que resultaba la tasa de Lebac a 35 días. Como si cambiando de termómetro, se pudiera bajar la fiebre del paciente. Pensamiento mágico puro.

El presupuesto macrista fijó el valor del dólar para todo el año en $18, pero en solo 3 días hábiles de 2017 su precio ya llega a los $17,  mientras se toman medidas inexplicables.  En éste marco de constante demanda de dòlares, el Gobierno elimina la exigencia de liquidar divisas que se obtienen por exportaciones de servicios, se amplía del 15 al 25% el porcentaje de tenencia en dólares en cartera de las entidades bancarias, y se ampliará el tope mensual para compra de dólares (hoy en U$S 2.500) a 5.000 o 10.000 dólares. Todas medidas que reducen el ingreso de divisas y a su vez generan mayor demanda de dólares.

Durante el año 2016, la demanda de divisas se abasteció a través del endeudamiento, pero resulta poco probable poder seguir obteniendo préstamos durante éste año del mismo volumen que el 2016, año en que se endeudó al país en más de 50.000 millones de dólares. Por su parte, Nicolás Dujovne quien asumió en Hacienda, en el presente marco inflacionario, de recesión grave, con grave caída de la producción y de la demanda por la reducción del mercado interno que provocaron, declara que “para bajar la inflación vamos a importar más”, como se puede ver en ésta nota, en otra muestra de pensamiento mágico. 

Y para sumar volatilidad al agitado mercado cambiario, desde Hacienda se eliminó el plazo mínimo de permanencia de capitales en el país, dejando sin efecto así la última regulación que existía para el ingreso de divisas, que fijaba un plazo de permanencia mínimo de 120 días. En el año 2005, por Decreto 616, el gobierno de Nestor Kirchner estableció para los capitales golondrinas, un encaje del 30% y la obligación que los activos ingresados permanecieran en el país durante un año. Ese plazo fue reducido en el 2016 durante la gestión de Prat Gay a 120 días, y ahora Dujovne lo elimina completamente, abriendo totalmente las puertas a la actividad especulativa extranjera, que siempre se lleva más divisas de las que ingresa. Se abre así otro camino de fuga de divisas, y por lo tanto se agrega otro factor de aumento de presión sobre el dólar.

Mientras tanto, a las reservas internacionales se sumaron sólo la décima parte de los dólares que ingresaron al mercado interno por toma de deuda (más de 50.000 millones de dólares) y blanqueo (15.000 millones de dólares), mientras el 90% restante fue a financiar una enorme fuga de capitales.  Un efecto nefasto de la política económica macrista, que en lugar de utilizar las divisas del endeudamiento para direccionarlas a la actividad productiva, creó todos los canales y medidas necesarias para que 9 de cada 10 dólares ingresados se fueran del país. Solo nos quedó la obligación de pagar la enorme deuda tomada por Macri.


Por lo tanto, el impacto para la economía argentina por la llegada de éstas divisas ha sido nulo, ya que por la desregulación de los flujos de capitales, esa enorme masa de dólares se transfirió al extranjero. A éste irracional manejo de un sideral endeudamiento, hay que agregar que el año 2016 cierra con una recesión que desplomó el PBI en alrededor del 3%,  con una baja drástica del nivel de consumo y la inversión , y por eso con una tasa de  desempleo que se elevó muy cerca del 10%.

En síntesis, la patrulla económica perdida de Macri, ha conseguido la paradoja de obtener recesión con inflación y déficit con endeudamiento, mientras destruye la matriz productiva del país y solo consigue aumentar el desempleo. Los números dan el mismo resultado, sume quien sume o reste quien reste.

5 comentarios:

Norberto dijo...

Creo que la solución va a ser que si volvemos, defaultear toda deuda tomada desde el 10/12/2015, y renegociar con quitas que no les permita volver a endeudarse en caso que alguna vez vuelvan, hemos vivido en default real y virtual, este último impuesto por el establishment internacional durante los doce años y medio del mejor Gobierno argentino en cincuenta años y hemos sobrevivido, mejorado la distribución del ingreso, desarrollado un gran plan de infraestructura concretado, hoy detenido desde esa fecha, sin concurso del financiamiento externo.
Nunca menos y abrazos

Raúl C. dijo...

Una medida más que reduce el ingreso de divisas: los exportadores de bienes ahora tienen 5 años de plazo para liquidar las divisas.
Esto crea un 'agujero negro' de 5 años, porque solo entrará lo imprescindible para pagar gastos de los exportadores en pesos más lo que se dedique a bicicletear (esto último con resultado neto negativo, ya que lo que sale -capital más intereses en divisas- es mayor que lo que entró).

oti dijo...

Creo que, cuando volvamos al gobierno, la solución es crear una empresa del Estado del comercio exterior de cereales y oleaginosas y todo los U$S que entren por las exportaciones que haga esa empresa del Estado irán al BCRA sin necesidad de que, como contrapartida, se tengan que emitir papeles del BCRA que tengan que comprar sectores privados concentrados.

Hay que recuperar la soberanía en lo concerniente al crédito público.

Anónimo dijo...

No dejan otra salida que un default. Este año, hay que pagar los vencimientos de los servicios de la deuda que tomaron durante 2016, y además con este monto enorme de Lebac venciendo mes a mes. ¿Hasta cuando las van a seguir renovando las Lebac agregando más intereses y agrandando la bola de deuda?
Se vayan o se queden, no va a haber otra salida que un default.
Guarda con la plata en los bancos.

Anónimo dijo...

Eso. Guarda con la plata en los bancos, y sobre todo con las cuentas en dólares.