LA FRASE

"EN UNA REUNIÓN CELEBRADA EN EL ASCENSOR DE MI EDIFICIO, HEMOS RESUELTO DEJAR EN LIBERTAD DE ACCIÓN A MIS VOTANTES, PARA QUE CADA UNO VOTE COMO LE PAREZCA EN LAS ELECCIONES DEL DOMINGO." (PINO SOLANAS)

lunes, 16 de enero de 2017

EL ORIGEN DE LA GRIETA


En este país nos enfrascamos durante más de 40 años en sangrientas guerras civiles para definir un modelo constitucional de organización del Estado, y otros 30 más para resolver las pujas entre Buenos Aires y el interior y establecer la capital.

En el medio nos embarcamos en una inicua guerra de exterminio en la cual arrasamos al Paraguay para el beneficio de otros, y emprendimos la "conquista del desierto" contra los pueblos originarios; para luego luchar durante 25 años (incluyendo tres levantamientos cívico-militares y la abstención eleccionaria) para lograr el voto secreto y obligatorio, y desterrar el fraude electoral.

Ante las primeras protestas sociales los gobiernos apelaron a la ley de residencia, la deportación de inmigrantes, el estado de sitio y la criminalización de las huelgas y la organización sindical, incluyendo la Semana Trágica y los fusilamientos de la Patagonia.

Luego vinieron seis golpes de Estado, cada uno de ellos con su secuela de persecuciones, violación de libertades y represión, en mayor o menor escala; pero siempre creciente.

Se bombardeó una ciudad a cielo abierto para derrocar a un gobierno constitucional y matar a un presidente, y tras conseguirlo, se lo proscribió a él y a su fuerza política durante 18 años, impidiéndole participar de elecciones libres, y se creó el delito de opinión, prohibiendo siquiera mencionar su nombre, o cantar la marcha partidaria.

Más tarde se robó y profanó un cadáver por odio político, mientras se fusilaba a personas que se rebelaron contra un gobierno de facto, pidiendo la vuelta a la normalidad constitucional.

Luego aplicaron el Plan Conintes a los trabajadores en huelga, vinieron las disputas entre "azules" y "colorados", se desalojó a un presidente de la casa de gobierno con un escuadrón policial y a los docentes universitarios de los claustros, a los bastonazos.

Se reprimió con las fuerzas armadas a obreros en huelga, y a los estudiantes que se les unieron como en el "Cordobazo", surgió la guerrilla y se fusiló a presos políticos con el pretexto de que quisieron fugarse. Después vinieron Ezeiza y la "Triple A".

En la última dictadura y con el pretexto de "combatir y erradicar la subversión" se instauró el más atroz terrorismo de Estado, instalando campos de concentración a lo largo y a lo ancho del país donde se sembraron la muerte y la tortura, y se inventó la "desaparición forzada de personas" como método para intentar ganar impunidad por los crímenes cometidos.

Se desarrolló un plan sistemático de apropiación de menores y sustracción y ocultamiento de su verdadera identidad, y se arrojó a detenidos aun vivos desde aviones al mar.

Se proclamó que "ramal que para, ramal que cierra" y cuando surgieron los piquetes como método de protesta, se los reprimió salvajemente causando víctimas fatales; mientras se volaba una ciudad para encubrir un contrabando de armas. Hubo varios intentos de golpe y cuartelazos varios, y un copamiento a una unidad militar, para prevenir otro supuesto golpe.

Más cerca en el tiempo, un gobierno constitucional declaró el estado de sitio para convalidar la represión armada de la protesta social, que dejó como saldo 39 muertos en las plazas de todo el país. 

Ni hablemos de lo que viene pasando desde hace 13 meses: presos políticos, despido masivo de empleados públicos por causas políticas, persecución judicial, represión a las potestas vengan de sindicatos, trabajadores despedidos, pueblos originarios o "manteros". 

Y nos quieren hacer creer que "la grieta" en éste país no existía, y la generó el kirchnerismo a partir del 25 de mayo del 2003.

Por qué no se hacen una enema con un libro de historia, y se dejan de joder.

1 comentario:

marcelo ignacio dijo...

Hola, te lo afané. Ahora estás en Wikipedia... hasta que a algún tonto le moleste y me lo haga sacar, claro.