LA FRASE

"QUIERO DESMENTIR QUE ESTEMOS PENSANDO EN COMPRAR INFOBAE: DE HACERLO ESTARÍAMOS EXCEDIENDO LA CUOTA DE MERCADO DE PERIODISMO GARCA." (HÉCTOR MAGNETTO)

sábado, 7 de enero de 2017

NO LO DECIMOS NOSOTROS, LO DICEN ELLOS


Días pasados decíamos acá que no se entendía bien que el gobernador Lifschitz se plegara a la postura de Macri en la cuestión del impuesto a las Ganancias con el argumento de la pérdida de recaudación, siendo que además de que se crean otros impuestos o se grava con el mismo otras actividades para compensar los cambios en la 4º categoría, Santa Fe recibía recursos extra de coparticipación tras el fallo de la Corte Suprema por la parte que iba a la ANSES, y a los gastos de funcionamiento de la AFIP.

Demostrábamos entonces que de los propios decretos del gobierno provincial surgía que por esa vía hasta el 30 de septiembre habían llegado a Santa Fe 4347 millones de pesos adicionales; lo que según sea la cifra que se tome en cuenta (ver al respecto todas las opciones que se barajaron acá) cubría el reclamo de Lifschitz, y eventualmente sobraba plata. Con el nuevo proyecto de Ganancias ahora dicen que serían 1700 millones.

Antes habíamos dicho en ésta otra entrada que los funcionarios del gobierno provincial mandaban fruta a lo bestia cuando decían que éste año se había triplicado la ejecución de obra pública comparando con el 2015, y que por eso Santa Fe había logrado sortear la recesión que afecta a todo el país.

Ahora están disponibles en la página oficial del gobierno santafesino (ver el documento completo acá) las cifras de la recaudación y el gasto al 31 de octubre, que nos permiten llegar a algunas conclusiones muy interesantes, a saber:

* El aumento interanual de los recursos tributarios propios (impuestos provinciales) fue del 44,88 %, suma de la inflación y la reforma tributaria contenida en el presupuesto. En el caso de Ingresos Brutos (principal impuesto provincial), el aumento interanual fue del 45,70 %: ambos factores (inflación y aumento de alícuotas) compensaron la caída de la recaudación por la caída del nivel de actividad.

* En el caso de la coparticipación federal, el aumento interanual fue superior aun, del 46,38 %, pero si se lo mira por los principales impuestos, estos crecieron menos: Ganancias tuvo un aumento interanual del 14,25 % (por la anterior suba del mínimo no imponible y la caída de la actividad), y el IVA 36,27 %: menos que la inflación por la caída del nivel de actividad, no hubo efecto suba del mínimo no imponible, y la devolución a los jubilados y beneficiarios de planes sociales fue un fracaso, si no hubiera caído más.

* Con los dos principales impuestos coparticipables aumentando menos que la inflación y sufriendo el efecto de la caída en el nivel de actividad económica, el aumento del 46,38 % interanual en los envíos de impuestos federales coparticipados sólo se explica por el crecimiento de un 493,27 % del rubro "Otros"; en el que se vuelcan (como una fuente de recursos diferenciada) los recursos que la provincia comenzó a percibir tras el fallo de la Corte que ordenó cesar los descuentos para la ANSES y la AFIP.

Esos ingresos adicionales (de acuerdo con el cuadro de apertura) sumaron casi 6732 millones, o sea más incluso que lo que el disparatado Pagni afirmó que Santa Fe perdería si prosperaban los cambios en Ganancias.

Vayamos a ver ahora que pasó con los gastos:




* Hubo un aumento interanual del gasto del 36,11 %, o sea bastante menos de lo que crecieron los recursos, como consecuencia de lo cual la provincia tuvo al 31 de octubre un resultado financiero superavitario de $ 3.456 .256.041,50.

Resultado que descontando el déficit de la Caja de Jubilaciones de $ 2.046.736.508,33, siguió siendo superavitario aun por $ 1.409.519.533,17. Para que se entienda: como consecuencia del fallo de la Corte Santa Fe tuvo superávit incluso con el déficit de la Caja de Jubilaciones (que el gobierno provincial quiere que la nación le financie); mientras el gobernador se opone a los cambios en Ganancias, y a reabrir la paritaria con los gremios estatales. 

* Dentro del total de los gastos, “Construcciones” (es decir la obra pública) representó apenas el 3,97 %; o sea más o menos en línea con los años anteriores; con un aumento interanual de “Construcciones” 51,68 %, o sea muy lejos de "triplicar" la ejecución del año pasado, para lo cual se debería haber duplicado la cantidad de plata invertida en obra pública éste año.

En esa cifra de aumento interanual interviene el efecto inflacionario, que en el caso de la construcción se potencia por los regímenes de redeterminaciones de precios; que disparan el costo de los contratos de obra pública, sin que eso necesariamente implique un mayor ritmo de avance de los trabajos.

No hay comentarios: