LA FRASE

"ESTOY PENSANDO EN HACER UN RECITAL DE "ALMAFUERTE" CON BIONDINI EN BATERÍA ANTIAÉREA." (RICARDO IORIO)

viernes, 13 de mayo de 2016

DOLORES, LIBERTADES, Y SOBRE TODO FALTAS


Días pasados un juez contencioso administrativo federal declaró inconstitucional la norma que establece el ingreso irrestricto a las universidades nacionales, más específicamente el artículo 7 de la Ley 24.521, modificado el año pasado por la Ley 27.204, que establece que "Todas las personas que aprueben la educación secundaria pueden ingresar de manera libre e irrestricta a la enseñanza de grado en el nivel de educación superior. Excepcionalmente, los mayores de veinticinco (25) años que no reúnan esa condición, podrán ingresar siempre que demuestren, a través de las evaluaciones que las provincias, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires o las universidades en su caso establezcan, que tienen preparación o experiencia laboral acorde con los estudios que se proponen iniciar, así como aptitudes y conocimientos suficientes para cursarlos satisfactoriamente.Este ingreso debe ser complementado mediante los procesos de nivelación y orientación profesional y vocacional que cada institución de educación superior debe constituir, pero que en ningún caso debe tener un carácter selectivo excluyente o discriminador.."

Sobre el fallo, leemos: "Pablo Cayssials es el juez que impidió que el Grupo Clarín deba adecuarse de oficio a la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual. En esta oportunidad, respecto al acceso irrestricto, consideró que “la enseñanza superior no debe ser generalizada, sino sólo disponible sobre la base de la capacidad; capacidad que habrá de valorarse con respecto a los conocimientos especializados y la experiencia de cada cual”Una formal sutil de defender las restricciones. Aunque todo ello, por supuesto, como dice el fallo, “sin perjuicio de las nobles intenciones que motivaron al Congreso Nacional”.

Así, con diversas consideraciones de igual tenor, el juez declaró la inconstitucionalidad del acceso irrestricto. Notificó luego la sentencia a las partes y se sentó a esperar la apelación. Pero ella nunca llegó. En su reemplazo, los abogados del Ministerio de Educación presentaron un escrito en el cual comunicaron al tribunal que “habían recibido instrucciones de no apelar la sentencia dictada”. Y además, como si fuera poco, informaron que según el gobierno debería “mantenerse dicho criterio en casos similares en los cuales se halle en contradicción los artículos de la Ley de Educación Superior cuestionados”. Es decir, cualquier universidad que plantee al igual que la UNLaM la inconstitucionalidad de la ley, recibirá la complacencia del gobierno como respuesta."  (las negritas son nuestras)
La postura del Ministerio de Educación de la nación al consentir es fallo es coherente con la de los legisladores del PRO que votaron en contra la ley en el Congreso (Michetti se ausentó del recinto a la hora de su tratamiento en el Senado). Las dos terceras partes de los diputados de la UCR también se ausentaron del recinto a la hora de votarla en 2013, cuando obtuvo media sanción: ver acá más información al respecto

Como se puede ver siguiendo el enlace en el post anterior, también se opuso de frente a la reforma la Franja Morada, que días después presionaba a su gobierno (el de Macri) para que no designara Secretario de Políticas Universitarias a un ex productor de Fantino, logrando colocar en su lugar al ex rector de la UNl, Albord "Niky" Cantard; el mismo que ahora instruyó a los apoderados del ministerio para no apelar todos los fallos judiciales que tumben la reforma; siguiendo una vieja costumbre radical: ganar en los tribunales lo que perdieron en el Congreso. Y acá el ministro Bullrich (reformista del 18, del 18 %) les hace el aguante.

Y esa fue la última vez que se supo de estos buenos muchachos de la Franja, emitiendo opinión sobre asuntos trascendentes para las universidades: no han opinado (o por lo menos que se sepa hasta acá) sobre el prolongado conflicto docente y el ridículo ofrecimiento salarial que hizo el gobierno nacional en las paritarias del sector. Una postura acorde con enlace al haberse opuesto en su momento a la aprobación del Convenio Colctivo del sector, con el mismo argumento con el que ahora se fulmina por inconstitucional la reforma de la ley: la "autonomía universitaria". Faltó entonces, su palabra en tan espinosa cuestión.

Tampoco han dicho nada sobre el torniquete presupuestario que el gobierno de Macri ("su gobierno") les aplica a las universidades nacionales, que están penando para poder pagar sus gastos de funcionamiento gracias a los tarifazos de luz, gas y agua. Menos que menos han hablado sobre el ridículo "refuerzo" de 500 millones para todo el sistema; menos del 1 % de aumento sobre las partidas establecidas en el presupuesto nacional para las 53 universidades nacionales. Otra falta, que quieren disimular ahora subiéndose a las marchas que se hacen en todo el país contra el ajuste en las universidades.

El manifiesto liminar de la Reforma Universitaria hablaba de que "los dolores que nos quedan, son las libertades que nos faltan". A los muchachos de la Franja (reformistas si los hay) les está faltando -en medio de tanto dolores nuevos, que avanzan sobre libertades alcanzadas- algo. Dignidad, ponéle.

1 comentario:

Argos dijo...

Marcharon en la jornada de protesta del día jueves...estuvieron al lado de los oradores..o sea, más hipócritas no pueden ser...