LA FRASE

"¡POR FAVOR, COMO VAN A DECIR QUE EL GOBIERNO DE MACRI ES FASCISTA, CON MUSSOLINI LOS TRENES FUNCIONABAN PERFECTAMENTE Y LLEGABAN SIEMPRE A TIEMPO!" (ALEJANDRO BIONDINI)

sábado, 7 de mayo de 2016

¿EN QUÉ ETAPA DEL TEOREMA DE MAGNETTO ESTAREMOS?


Quien más, quien menos, recuerda aquél famoso "teorema de Magnetto explicado por Pirillo, el ex dueño de "La Razón", que decía que así se lo explicó el propio CEO del Grupo Clarín, para graficarle como se relacionaban con los sucesivos gobiernos.

En tiempos en los que un mandato presidencial duraba 6 años, decía Pirillo que le decía los dos primeros años (cuando por lo general los gobiernos estaban fuertes) Clarín era oficialista y obsecuente, para pasar a cobrar por ventanilla. Luego los dos años siguientes (cuando los gobiernos comienzan a flaquear, desgastarse y perder poder) pasaban paulatinamente a la oposición, pegando para negociar y obtener más favores del poder de turno, a cambio de aflojar la presión.

Y finalmente los dos últimos años (cuando el presidente de turno estaba de salida) se pasaban a la oposición con armas y bagajes, y si la oposición no existía la organizaban ellos, tratando de acelerar la salida de un gobierno que "ya era un obstáculo"; como dicen que le dijo el propio Magnetto a Alfonsín en su momento. 

El jueves mostrábamos acá como un par de tapas del diario “sacando del foco” al tema Lázaro Báez e insinuando pegarle al gobierno encontraron pronto su explicación: el Grupo buscaba presionar para acceder al negocio del cuádruple play; algo que finalmente terminó consiguiendo a partir de la Resolución 38 del Ministerio de Comunicaciones de Aguad, publicada el mismo jueves en el Boletín Oficial.

Ayer -y como directa consecuencia- pasamos a una tapa "intermedia" como vemos en la apertura: corremos por un momento el tema "ruta del dinero k", metemos un tema preocupante (la pobreza), pero eso sí, dejando en claro que es culpa de "la pesada herencia recibida. Dos o tres días antes y sobre lo mismo (el deterioro de las condiciones de vida de la gente) la tapa marcaba el descenso del consumo, y el avance de las "segundas marcas" en los súper. En el medio pasó el cuádruple play. 

Los favores que obtuvo hasta acá Clarín del gobierno de Macri a cambio de la obsecuencia total (por decirlo en los términos de las etapas descriptas por Magnetto a Pirillo) no fueron pocos: desde desguazar la ley de medios para que quede en ella nada que molestara a los intereses del Grupo, hasta retrasar el ingreso de las telcos al mercado de los medios por dos años, pasando por regalarle de nuevo la televisación del fútbol por monedas, pasando por poner uno de los suyos a manejar el Fondo de Garantía de la ANSES; y otro pelotón de tropa propia a redactar la nueva ley de medios.

Pero parece que nunca tienen bastante, y luego de los del cuádruple play, nos encontramos en los diarios de ayer con otras dos novedades. Primero leemos en La Nación (enlace) al nuevo presidente de la Comisión Nacional de Valores anunciar que quieren modificar la Ley 26.831, que regula los mercados de capitales; específicamente en sus artículos 19 y 20, “...tiene algunos artículos que hace falta modificar, como el 20° o el 19°, que permiten avanzar sobre las empresas sin sumario previo...”.

El artículo 19 es el que detalla las competencias y funciones de la Comisión Nacional de Valores, y específicamente su inciso i) establece que la CNV podrá “Declarar irregulares e ineficaces a los efectos administrativos los actos sometidos a su fiscalización, sin sumario previo, cuando sean contrarios a esta ley, a las demás leyes aplicables, a las reglamentaciones dictadas por la Comisión Nacional de Valores, a los estatutos, a las disposiciones dictadas por entidades y aprobadas por el organismo;” (refiere a los actos de las sociedades que cotizan en bolsa).

Y el 20 es el que establece las facultades que tiene la CNV, para ejercer sus funciones, como por ejemplo las previstas en el inciso a) apartados I) y II) para “...Designar veedores con facultad de veto de las resoluciones adoptadas por los órganos de administración de la entidad, (y) ...Separar a los órganos de administración de la entidad por un plazo máximo de ciento ochenta (180) días hasta regularizar las deficiencias encontradas”.

El Decreto 1023/13 (que reglamentó la ley) estableció que esas medidas la CNV la puede disponer de oficio, o a pedido de tenedores de valores negociables sujetos a oferta pública (que cotizan en bolsa), o accionistas minoritarios que representen por lo menos el 2 % del capital de la sociedad; cuando aleguen que los directivos de la misma violan sus derechos como accionistas.

Que como decíamos acá es justamente lo que le ocurre por ejemplo- al Estado en Papel Prensa (donde tiene el 28 % de las acciones), y en el propio Grupo Clarín; donde tiene el 9 % de las acciones a través del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de la ANSES. Tanto es así que el holding que encabeza Magneto consiguió en su momento la infaltable cautelar para que a ellos no se les aplicase la nueva ley, en éste punto.

Es decir entonces que el gobierno de Macri estaría cocinando una reforma del mercado de capitales a pedido y a medida del Grupo, sin contar con que además favorecería a otros grupos economistas con accionistas minoritarios “molestos” (como Siderar de Techint y todas los demás empresas que tienen al Estado como accionista minoritario; y sin mencionar tampoco que cualquier reforma del artículo 19 que debilite las atribuciones de control de la Comisión Nacional de Valores se inscribiría en el contexto de “off shorización” de la Argentina del cual hablábamos acá, y en pleno escándalo de los “Panamá papers”.

También en La Nación de ayer leíamos sobre la licitación de los derechos de televisación del “Fútbol Para Todos”: “...la intención de los funcionarios oficiales es cubrir con el dinero que ingresen el abono que deberán pagarle a la AFA hasta fin de año. Pese a que en recientes entrevistas los dirigentes de la AFA hablaron de un piso de entre $2000 y $3000 millones por año, el gobierno no pondrá ninguna base monetaria en los pliegos. Será el mercado el que regule cuánto valen los derechos televisivos del fútbol argentino. Hace un mes, el secretario general del comité ejecutivo de la AFA, Daniel Angelicci, aseguró que había cuatro grupos interesados en los derechos de TV para la Argentina. "Son la cadena estadounidense Turner, otro grupo integrado por Clarín, Torneos y DirecTV, los árabes de Al Jazeera en asociación con el empresario uruguayo Francisco "Paco" Casal, y Fox, también de Estados Unidos", recordó alguien que sabe de las negociaciones.

Más allá de lo que ocurra con la llamada Superliga de primera, en el gobierno sostienen que no habrá que pagar para ver los partidos. "La gratuidad hasta 2019 está garantizada", aseguran. Sin embargo, en las oficinas de la AFA nadie descarta la posibilidad de que ese contrato con la Casa Rosada se rescinda en las próximas semanas. Y sea la entidad madre del fútbol argentino la que busque un nuevo socio comercial por su cuenta...”. (las negritas son n uestras)

O sea: el gobierno quiere sacarse de encima el “Fútbol Para Todos” a como dé lugar, y no le pondría un “piso” en la licitación a la plata que espera obtener por los derechos de televisación, que son de su propiedad hasta el 2019, por el contrato con AFA. Con lo cual lo más probable es que los grupos empresarios privados terminen ofreciendo migajas, como ya lohan hecho en el primer semestre de éste año, quedándose con el negocio por monedas, y con las ganancias por publicidad.

Y en el caso de que eso no ocurra porque la AFA rescinde el contrato con el Estado y contrata por sí con las empresas la televisación (para lo cual ya está operando Angelicci, como brazo del macrismo en la entidad), es posible que las empresas tengan que pagar más por los derechos (para cumplir con la demandas financieras de los clubes), pero cobrando a cambio a los televidentes para poder ver los partidos: nadie pondría 2000 o 3000 millones de pesos para que el fútbol televisado siga siendo gratis. 

Claro que en ese caso el negocio de grupos como Clarín sería mayor aun, y Macri no pagaría el costo de que el fútbol televisado deje de ser gratis, o al menos eso piensan desde el gobierno. Por otra parte nada indica que el Grupo no pueda coexistir con -por ejemplo- Turner o la Fox, porque si (por caso) prosperara la idea de la "Súperliga" sería cada uno de los clubes en forma individual quien negociaría sus propios derechos de televisación, con los diferentes oferentes.

Volviendo al principio, al “teorema de Magneto” con el cual el CEO del Grupo Clarín explicaba las diferentes etapas de la relación del holding con todos los gobiernos, cabría preguntarse si estas nuevas concesiones de Macri a la ambición del multimedios encuadran dentro de los “pagos” por el blindaje mediático de campaña y de los primeros meses de gestión, o ya perciben que el gobierno de “Cambiemos” entró en un deterioro tan acelerado que es hora de pasar a la siguiente etapa: la de extorsionar con las tapas del diario (y las radios, y la tele) para conseguir más prebendas del poder estatal, antes de que el deterioro sea irreversible y Macri y su gobierno (como en su momento dijeron de Alfonsín) “se conviertan en un obstáculo”.

La respuesta la iremos viendo en las tapas de los días venideros.

No hay comentarios: