LA FRASE

"EL CASO DEL DIPUTADO AMERI COMPRUEBA UNA VEZ MÁS COMO LOS PERONISTAS VIVEN PRENDIDOS A LA TETA DEL ESTADO." (ROBERTO CACHANOSKY)

viernes, 27 de enero de 2012

BONFATTI SE MANDÓ UN IMPUESTAZO POR DECRETO


Le estamos tirando un título gratis a Mario Lacava, pero es más o menos lo que pasó.

Lo que pueden ver en la imagen de arriba es el Decreto 200, dictado por Bonfatti aparentemente el lunes pasado, y guardado en secreto hasta que hoy lo conocen por Nestornautas. 

Lo que demuestra además que, o la fecha del decreto está falseada, o ya lo había firmado cuando partió para Córdoba a hablar con De La Sota, y nos metió el cuento de que iba para analizar "la armonización tributaria", como dice acá el Boletín Oficial.

Por ese decreto lo que hace es aumentar la alícuota del Impuesto sobre los Ingresos Brutos del 3,5 % al 3,8 % para las empresas que el año pasado facturaron más de 30 y hasta 40 millones de pesos (o sea unos 2,5 a 3,3 millones por mes), y al 4,2 % para las que facturaron más de 40 millones en todo el 2011.

Hasta acá, uno podría pensar que la medida tiene un sesgo progresivo porque los contribuyentes del impuesto que no llegaron a facturar el año pasado 30 millones de pesos, no tendrán aumento, pero el problema es que el aumento los pagarán los que pagan el impuesto sobre los Ingresos Brutos: esencialmente los comercios y servicios, porque la industria, la construcción y la producción agropecuaria en todas sus formas están exentas desde hace años de pagarlo en Santa Fe.

Es verdad que en el gobierno de Binner el socialismo hizo dos intentos de reforma tributaria rechazados por los legisladores del PJ (con proyectos que gravaban a la industria pero mantenían la exención para el campo), tanto como que nunca se decidió a reajustar en serio los valores irrisorios del Impuesto Inmobiliario Rural que permanecen sustancialmente iguales desde 1997; o que hace poco el Frente Progresista cajoneó el proyecto del diputado Sejas (PJ) para gravar con Ingresos Brutos a las exportadoras del polo cerealero y aceitero de la provincia, que facturan miles de millones de dólares al año.

Pero lo interesante de la medida dispuesta por Bonfatti es la forma: por decreto, como cuando hace poco Amado Boudou (a cargo del Poder Ejecutivo por la licencia de Cristina) aumentó los Impuestos Internos a los automóviles de más alta gama, en su mayoría importados.

En aquel momento todos los medios hegemónicos pusieron el grito en el cielo porque se aumentaban impuestos por decreto, igual que ahora hace Bonfatti, citando los pactos fiscales firmados por Menem con Reutemann en los 90' que tanto criticó el socialismo, y como antecedente inmediato, un decreto del 93' firmado por el propio Reutemann y Mercier. Hasta un fallo de la Corte camporista del 73' cita en el decreto.

Decreto dictado usando facultades delegadas por la Legislatura en el Código Fiscal, las mismas que socialistas y radicales le negaron a Cristina en el 2010, transformándola desde entonces en la aúnica presidenta hasta ahora que no las tuvo.

Pero claro, la necesidad tiene cara de hereje, y el rojo en las cuentas públicas de la provincia obliga a dejar de lado los escrúpulos republicanos.

Vamos a ver que dicen los medios de este "manotazo a la caja" o más bien "golpe al bolsillo", sobre todo el vespertino del Loco Lindo.

No hay comentarios: