LA FRASE

"SEGÚN LAS PERICIAS DE GENDARMERÍA, EL CUERPO DEL FISCAL NISMAN PRESENTA LESIONES DE KARATE; ASÍ QUE AHORA LAS PESQUISAS DE LA INVESTIGACIÓN SE ORIENTAN HACIA LA RESPONSABILIDAD DE SANTIAGO MALDONADO." (ALFREDO LEUCO)

jueves, 6 de octubre de 2016

AGUANGUREN


Con los aumentos del gas y la luz aun judicializados el socialismo decide hacer su aporte a la paz social y la baja de la inflación, anunciando un aumento del agua de entre un 33 a un 40 % para el año que viene; basándose en el aumento de los insumos que necesita ASSA para prestar el servicio (básicamente los productos químicos para tratar el agua) que en muchos casos son importados y por ende dependen de la cotización del dólar, el aumento de la luz y la paritaria del personal.

Como da la casualidad que justo ésta misma semana el gobierno provincial anunció el envío del presupuesto 2017 a la Legislatura y el proyecto está disponible en la web oficial, revisamos los números de la empresa a ver cuáles podían ser las causas probables de tamaño aumento.

A diferencia de la EPE que se solventa en su gran mayoría con sus ingresos propios (las tarifas que percibe de los usuarios) ASSA es subsidiada con transferencias de Rentas Generales del tesoro o partidas del fondo sojero, fundamentalmente para los gastos de capital (maquinarias y equipo y las obras). Los recursos propios (los ingresos por tarifas) se destinan al gasto corriente (sueldos, gastos de funcionamiento).

Tomando como parámetros para la comparación el presupuesto original de éste año y el proyecto del del año que viene (para medir la incidencia de los cambios económicos, especialmente la devaluación y la inflación consiguiente) los gastos de Aguas Santafesinas crecerían un 78,6 %, pasando (en números redondos) de 2017 millones éste año a 3603 el año que viene.

Dentro de su estructura de gastos, los productos químicos usados para tratar el agua aumentarían interanualmente un 97,85 % (o sea por encima del aumento del gasto globasl), pero eso los haría pasar de $ 116.945.000 éste año, a $ 231.381.000 el que viene: representarán así apenas el 6,42 % del gasto total el año que viene, cuando éste eran el 5,79 %. No pueden entonces ser el rubro que explique tamaño aumento de tarifas.

Otro tanto ocurre con la luz que ASSA le debe pagar a la EPE (o sea, plata que vuelve al mismo Estado provincial): el año que viene serían $ 259.598.000, un 211,46 % más que éste año. Si bien el porcentaje del aumento impacta (porque casi triplica al aumento global del gasto de la empresa) tampoco puede explicar por sí el nuevo tarifazo que se anuncia: la electricidad es apenas el 4,13 % del gasto de ASSA éste año, y pasará a ser el 7,20 % el año que viene. 

Algo parecido pasa con los sueldos y demás gastos en personal (por ejemplo asignaciones familiares u horas extras): éste año representaban un 28, 93 % del gasto total de la empresa, y el año que viene pasarían a ser el 30,71 %; como consecuencia que de un año a otro subieron un 89,53 %, pero manteniendo la misma planta de empleados: 1225, para ser exactos.

Los rubros "Impuestos Indirectos" (IVA, Ingresos Brutos), "Impuestos Directos" (Inmobiliario, Patente, Ganancias) y "Derechos y Tasas" (Registro e Inspección, permisos de obra) pasarían de $ 69.083.000 éste año a $ 237.438.000 el año que viene, es decir una suba interanual del 243,69 %, más del triple del aumento global del gasto de ASSA. 

Como vemos, los rubros que más crecen de un año a otro son los que financian al propio Estado provincial por otras vías (impuestos, tarifas). Aun así, los impuestos y las tasas que pagará ASSA pasarían de ser el 3,42 % de su presupuesto para éste año, a un 6,58 % para el del año que viene.

Si bien todos los rubros mencionados suman (tanto que pasan de ser el 42,27 % de los gastos de ASSA éste año al 50,91 % el que viene), la explicación al tarifazo en marcha hay que buscarla más bien por el lado de los recursos de la empresa: mientras su facturación por tarifas crecería de un año al otro un 110,16 % (mucho más que sus gastos), los subsidios del Estado provincial lo harían apenas un 33,03 %, menos de la mitad del aumento del gasto. 

Dicho de otra manera: mientras éste año el Estado provincial subsidiada con transferencias del Tesoro (incluyendo el fondo sojero) el 40,92 % del gasto de Aguas Santafesinas, el año que viene subsidiaría apenas el 30,48 %, y se quedará al mismo tiempo con más recursos de la empresa vía impuestos y tarifas de electricidad. 

Pensemos además que se trata de un servicio que salvo los casos de los usuarios que cuentan con medidor -que son los menos- se factura por consumo presunto, por lo cual es probable que el aumento real termino siendo mucho mayor que el que están planteando desde el gobierno, porque de lo contrario no se entiende que se prevea un crecimiento de más del 110 % en la facturación de la empresa 

La diferencia resultante de la merma de los subsidios del Estado provincial a ASSA saldrá del bolsillo de los usuarios, lo que deja claro la atención que el gobierno de Lifschitz le piensa dar a las audiencias públicas que debe convocar obligatoriamente previo al aumento de las tarifas, de acuerdo a la Ley 11.220. Cualquier parecido con Aranguren, sería pura casualidad.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Mejor ni imaginarse que hacen con la guita que les va a sobrar. Más teniendo en cuenta las próximas elecciones.

Anónimo dijo...

¿No habrá aumentado el 40% el precio del agua en boca de pozo?
El Colo.

Chily dijo...

insumos importados para potabilizar??
Hasta en eso mienten?