LA FRASE

"ESTAMOS EVALUANDO QUE POSTURA ADOPTAR FRENTE A LA REFORMA LABORAL QUE PLANTEA EL GOBIERNO; PARA LO CUAL HEMOS CONSULTADO EL KAMASUTRA." (JUAN CARLOS SCHMID)

sábado, 15 de octubre de 2016

¿SE ENTENDIÓ MUCHACHOS, O HAY QUE HACERLES UN DIBUJITO?


Sturzenegger nos está diciendo con todas las letras que la brutal transferencia de ingresos que se produjo en estos meses como resultado directo de las políticas del gobierno es irreversible, como que era el propósito principalísimo de la gestión económica y social de "Cambiemos".

Aceptado el diagnóstico de que los salarios estaban elevados en dólares "restándole competitividad a la economía", el gobierno puso manos a la obra para resolver el problema: devaluación, eliminación de las retenciones y restricciones al comercio exterior, aumento de las tarifas de los servicios públicos; con los resultados conocidos sobre el salario y el empleo, este último a su vez al ir a la baja induce al salario a seguirlo en la tendencia bajista: recordemos aquélla advertencia inaugural de Prat Gay a los sindicalistas sobre zapatos que apretaban más o menos.

Ahora el talibán monetarista que conduce el Banco Central se ha fijado como única meta del organismo (violando su carta orgánica que le da un mandato múltiple) domar la inflación, y se ha propuesto hacerlo sobre la base de disminuir más aun el empleo, el salario, el consumo y el nivel de actividad. De allí el manejo de las tasas de interés.

Desde allí (y desde el sacudón para el salario producido en estos meses) dice ahora que incluso no habría problemas en que las paritarias del año que viene se pacten "un par de puntos por encima de la inflación prevista como meta", pero lo que se perdió éste año se perdió, y no hay modo de recuperarlo.

Lo cual es consistente con la negativa del gobierno y los empresarios a reabrir las paritarias, propósito al que "buenamente" se han prestado los muchachos de la CGT a desistir del reclamo; limitándose a discutir por un bono de fin de año.

Pero incluso cuando parecen ser "buenos" (la posibilidad de discutir "un par de puntos más" que la inflación el año que viene), te están cagando: cuando todo indica que el año cerrará con una inflación que supere el 40 %te dicen que el año que viene bajará bruscamente al 17 %, y sobre eso sería que podrían sumar los gremios en paritarias "un par de puntos más".

Si la inflación es más que eso (algo que hasta los economistas "amigazos" del gobierno y el FMI están señalando), la solución es la misma que la de éste año: ajo y agua, a joderse y a aguantarse: los salarios correrán a la inflación sin alcanzarla nunca, como un hámster en la rueda.

Las cartas están clarísimas entonces, y que los sindicalistas esperen otra cosa de éste gobierno es tan inverosímil como que el gobierno se asombre de que los ingleses hayan correspondido sus "gestos de buena voluntad volviendo a lanzar misiles desde Malvinas: se aplica a ambos casos la fábula del escorpión y la rana que todos conocemos.

4 comentarios:

Daniel dijo...

La pesada herencia de la inflación macrista 2016 no debe desdibujar la supuesta inflación 2017, de manera que los asalariados no jodan, che y vayan bien por debajo, eh!

Anónimo dijo...

Lamentablemente descubrimos que teníamos razón. O razones. Cuando antes discutíamos con conocidos o amigos y les preguntábamos: qué preferís? tener un poco de inflación sin que se dispare pero actualizaciones de ingresos acordes o superiores a ella, o que no haya inflación pero tus ingresos reales sean menores?
Sí, es molesto que un mes algun producto tenga una etiqueta con un valor superior, pero lo podes comprar o no? Cuántos productos de esos seguís pudiendo comprar con lo que ganás ahora?

Claro, parece que la preguntita era de una sofisticación ininteligible (!) para algunos. Pero uno se asombra cuando les decías que estos tipos iban a hacer lo que están haciendo y te respondían con lo de la "campaña del miedo".

Gente que vivió los 90, gente que vivió otras épocas, no pibitos de 30 años que no tienen idea de lo que es perder poder adquisitivo de lo que ganan por mes eh.
En fin, se aprenderá?
Saludos
Ladislao

Anónimo dijo...

Votaron con odio, les inculcaron a tener odio a sus propios intereses de clase. Ahora la tienen bien adentro y no se la van sacar por un rato largo. Pero se hacen bien los boludos como perro que volteo la olla y a lo unico q atinan es a incrementar su odio. Mucho garca, mucho individualismo. El Pro supo juntar todo eso. Nos gobierna el establishment apoyado por una manga de odiadores.

Anónimo dijo...

EL ASUNTO ES QUE EL SALARIO SE VA HA DEVALUAR EN DOLARES, PERO EL TARIFAZO VA HA AUMENTAR EN DOLARES.

EN QUE QUEDAMOS ESTAMOS LOCOS, SOMOS MASOQUISTAS, O ZONZOS.

QUE DESPUES DE ACLARARTE LA QUE SE VIENE.

TE PIDEN QUE LOS VOTES CON EL CUENTO DE LA REVOLUCION DE LA ALEGRIA Y QUE TODO VA MEJORAR.