LA FRASE

"PARA QUE LA CAÍDA EN LA ESCUELA PÚBLICA FUERA MENOS DOLOROSA, EN SALTA HICIMOS QUE ALLÍ TAMBIÉN SEA OBLIGATORIA LA ENSEÑANZA RELIGIOSA." (JUAN MANUEL URTUBEY)

sábado, 1 de octubre de 2016

LA HERENCIA QUE DEJA STURZENEGGER CAPÍTULO II


Por A.C.

Decíamos en el posteo anterior (Capítulo 1), que de los propios datos del Banco Central surge que la gestión Macri a través de Sturzenegger, incrementó la emisión de Lebac (Letras del BCRA) en un 250 %. De los 263.778 millones en Lebac existentes a Diciembre de 2015,  la actual gestión elevó el endeudamiento en solo diez meses a 643.114 millones de pesos.

Debido a ello, el stock de Lebac en circulación hoy alcanza al 94% de la base monetaria, y esos 643 mil millones de pesos emitidos por el Banco Central, representan más de 40 mil millones de dólares, una cifra muy superior a las reservas en divisas que hoy dispone el gobierno de Macri.

Más allá del enfoque económico desde el que se pueda analizar la situación, no resulta normal que un país tenga casi un 100% de su base monetaria también en letras, es decir una deuda de pasivos monetarios practicamente duplicada en solo diez meses.

A éste panorama preocupante en relación al volumen de la deuda generada, hay que agregarle que el problema se agrava por lo altos intereses que paga el Banco Central, intereses que llegaron al 38%, y que en éste mes aún continúan elevadísimos, pagando por las letras más del 27% de interés, lo que eleva mes a mes el enorme volumen de deuda, en la medida que esas letras son renovadas a su vencimiento.

Y en la renovación de los plazos ante el vencimiento de las letras, hay otro grave problema. 

Si se tiene en cuenta que el 53% de las Lebac en pesos en circulación tiene vencimiento a 35 días, (sobre un total de 643.114 millones), están venciendo cada 35 días más de 340.000 millones de pesos, es decir más de 22.000 millones de dólares.

A los 35 días, esa sería la deuda que debería afrontar el Banco Central para sacar de circulación esas letras y disminuír la deuda. Pero no hay fondos para hacerlo. Entonces el BCRA sigue ofreciendo altísimos intereses para que los principales tenedores de las letras (los Bancos), renueven las posiciones y no pidan el pago en efectivo de las letras a su vencimiento.

Y entonces la pregunta es inevitable: ¿Hasta cuando se puede sostener ésta situación de burbuja financiera, generando más deuda (nuevos intereses) para evitar pagar deuda anterior (letras vencidas)?

Para cualquier economía en la que se pretenda al menos un muy modesto crecimiento, es inviable mantener éstas siderales tasas de interés, porque éstas tasas desalientan la actividad productiva, además de alimentar, inevitablemente, la inflación.

La emisión de Lebac se hacía, según declaraba el Sr. Sturzenegger, para “secar” la plaza de pesos y reducir mediante la disminución del circulante, el proceso inflacionario que desató éste mismo gobierno a través de medidas como la liberación del tipo de cambio o la eliminación de retenciones. Pero los resultados han sido los opuestos, ya que hoy tenemos mayor circulante que al inicio de ésta gestión, además se multiplicó la deuda del Banco Central, mientras que la inflación es mucho más elevada que la existente a la llegada del gobierno de Macri.

El sector financiero, ampliamente beneficiado con diversas medidas de éste gobierno, medidas que posibilitaron el incremento exponencial de las ganancias del sector, es entonces quien además tiene el verdadero poder de decisión. Hoy son los bancos quienes fijan la tasa de interés de las Lebac, y no el Banco Central, y por una sencilla razón: Si el BCRA no paga el interés que exigen los bancos, éstos no renuevan las posiciones y piden el pago de las letras.

Y si en un vencimiento de las letras más del 50% de los tenedores resolvieran no renovar el plazo de vencimiento, y exigieran el pago en pesos de las letras, para después con esos pesos adquirir dólares, habría que destinar a parar esa demanda de divisas más de 20.000 millones dólares, es decir el 70% de las reservas que hoy dispone el BCRA. Y eso es inviable.

Tan inviable como seguir incrementando a cada vencimiento la deuda del Central a través de la renovación de las Lebac con nuevos intereses.

Tan inviable como ésta gestión del Banco Central.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

el banco central el cual es una sociedad cuyos accionistas son bancas y el estado tiene acciones pero es mas punto que banca, el estado apoya con divisas para respaldar el peso, pero cuando hay ganancias los socios del central las cosechan, existen bonos de deuda en pesos otros en dolares, que incluso son en dolares pero al interes del cer o sea de la inflacion en la argentina, estos bonos tienen un tiempo para ser cobrados, que puede ser de un mes a pocos años segun el caso, ademas los bancos cobran comision por venderlos, indudablemente hay burbujas incluso bicicletas autopases e inversores con coronita que estan mas al tanto del asunto o sea que el estado emite recupera vuelve ha emitir mas para cubrir la perdida del proceso.
ES TODA UNA ECONOMIA EN PERDIDA Y EN ROJO QUE NOS QUIEREN HACER CREER QUE SON INVERSIONES, ES ALGO PESIMO, PERO LOGRAN DIBUJAR LAS INEXISTENTES RESERVAS DEL CENTRAL, ES UNA BURBUJA QUE COMO EN LA PELICULA MAXIMA VELOCIDAD SI SE DETIENE EXPLOTA, NATURALMENTE TAMBIEN TRABAJAN CON EL DINERO DE OTRAS DEUDAS BONOS Y EMPRESTITOS PARA DIBUJAR LAS FICTICIAS RESERVAS DEL CENTRAL EN UNA ECONOMIA DE PURAS DEUDAS.

Anónimo dijo...

. Gato
. papatrols   
_ヽ. ( papa )
  \\ Λ_Λ . ceos
   \( ˇωˇ)  T
    > ⌒ヽ l
   /PROへ\ l
   /  /  \\ l
   レ ノ   ヽ_つ
  / /
  / /|
 ( (ヽ
 | |、\
 | 丿 \ ⌒)
 | |  ) /
ノ )  ノノ
(_/buena
gente pisoteda
para siempre
io sono il tanito castigatore de tuto lo arghentino
il gran mishifuso

Anónimo dijo...

Y desde fines de julio las reservas cayeron 4343 millones de dólares. Vamos bien.
http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-310712-2016-10-01.html

Anónimo dijo...

el tuje que????

el tuje neger

haaaaaa ya entiendo, me cayo la fichaaaa!!!!!!!

un garca