LA FRASE

"NO ENTIENDO LAS QUEJAS DE LOS HINCHAS: LES DIJE AL ASUMIR QUE TUVIERAN LISTO EL PASAPORTE Y CUMPLÍ: LOS LLEVÉ A MADRID." (DANIEL ANGELICCI)

sábado, 7 de julio de 2018

Y LOS SENADORES DEL PJ CREEN QUE FUMAN EN UNA GARRAFA


Con mayoría en Diputados, para sacar una ley de la legislatura provincial el socialismo viene apelando -por lo menos desde el gobierno de Bonfatti- a la rosca con los senadores del PJ, lubricada con la "Banelco" de los subsidios, que les permite repartir millones al año para sostener el control político en sus respectivos departamentos.

Y las autorizaciones para endeudarse para hacer obras que gestionó Lifschitz (como antes Bonfatti) no fueron la excepción: con cada ley votada iba anexa una "lista de la felicidad", con las obras que cada senador pedía incluir para su departamento, a cambio de levantar la mano para votarla.

Hasta ahí, nada fuera de lo común en política, si no fuera porque los tipos se creen unos vivos bárbaros, que fuman en una garrafa; pero una vez votada la ley, se desentienden de lo que pasa en el día a día con la guita que llega del endeudamiento, y como la usa el gobierno.

Porque si prestaran atención, se encontrarían con cosas como el decreto cuyas partes pertinentes que interesan destacar acá forman la imagen de apertura del post, dictado hace unos días por Lifschitz.

Lo que está haciendo es usar partidas provenientes del endeudamiento tomado por la provincia para hacer el acueducto de Desvío Arijón (una obra clave para llevar agua potable segura y en cantidad a varias localidades de la provincia), para hacer otras obras, en otros lugares.

Como se ve en las planillas anexas al decreto, se traspasaron de ese modo 150 millones de pesos que iban destinados al acueducto, a obras urbanas, en casi la mitad del monto total en la ciudad de Rosario (72 millones), y por otros 20 millones acá en Santa Fe en la pavimentación del boulevard French; obra que viene de los tiempos en los que Lischitz y Corral andaban de buenas migas.

Obras municipales, de las que deberían hacerse cargo las respectivas intendencias (de Corral y Fein), pero pagadas por la provincia, con toma de deuda externa en dólares.

Y los senadores en la palmera, esperando que se haga el acueducto. Y bancando más endeudamiento para hacer obras.

No hay comentarios: