LA FRASE

"VIENDO COMO VIVÍA ANA FRANK, COMPRENDÍ QUE ESTAMOS EN LO CORRECTO AL IMPULSAR LOS CRÉDITOS HIPOTECARIOS." (MAURICIO MACRI)

miércoles, 21 de diciembre de 2016

CONTRA LOS RECORTES EN CIENCIA Y TÉCNICA


Científicos y Universitarios Autoconvocados – Santa Fe decimos NO a los recortes en Ciencia y Técnica impulsados por el Gobierno Nacional.

Contexto Nacional previo. 

Durante los últimos años, el gobierno nacional impulsó el crecimiento del sistema científico argentino, condición indispensable para un proyecto político orientado hacia una mayor soberanía nacional. Esta Política de Estado fue plasmada en el Plan Argentina Innovadora 2020, y fue presentado en 2012 con la finalidad última de mejorar la competitividad de la economía y la calidad de vida de la población en un marco de desarrollo sustentable. 

El Estado Nacional a través del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación (MINCyT) estableció lineamientos políticos para alcanzar en el año 2020 sus objetivos principales, entre ellos: - Inversión en Investigación y Desarrollo (I+D) mayor al 1% del PBI. - Llegar a la cifra 5 investigadores por cada 1000 integrantes de la Población Económicamente Activa - Fortalecimiento del sistema científico en las provincias. Las principales acciones implementadas para lograr dichos objetivos abarcaron:

- La identificación y fortalecimiento de temas de investigación estratégicos para el desarrollo nacional. 
- Un incremento de aproximadamente el 10% anual en la planta de investigadores y becarios del CONICET 
- Aumento en los fondos para actividades de I+D destinados particularmente a las regiones NOA, NEA, Cuyo y Patagonia. 

Contexto Nacional actual. 

En un cambio abrupto de esta Política de Estado el sistema científico argentino está sufriendo un brutal ajuste a través del recorte presupuestario impulsado por el gobierno nacional. A contrapelo de las promesas electorales de la ahora gobernante Alianza Cambiemos, lejos de procurar alcanzar el 1,5% del PBI, hoy se necesitan al menos 3000 millones de pesos adicionales a los presupuestados para el año 2017 para mantener un funcionamiento acorde al crecimiento que venían experimentando las instituciones de investigación pública del país. 

Si bien no es la única -y quizás ni siquiera sea la principal- prueba tangible de este recorte es la decisión tomada por el Directorio de Conicet recientemente respecto de los ingresos a la Carrera del Investigador Científico (CIC). LA CIC es la principal herramienta con la que cuenta el Estado para fomentar la dedicación exclusiva de los científicos para el desarrollo de sus tareas. 

Los jóvenes científicos que aspiran a la CIC cumplieron una extensa formación de posgrado de entre 5 y 7 años que comenzaron con la expectativa de cumplimiento de los planes de expansión establecidos como Políticas de Estado. El fenomenal recorte en la cantidad de ingresos significa una estafa laboral para ellos, la imposibilidad de sostener líneas de investigación para el país y una invitación a una nueva sangría de profesionales al exterior, es decir, la popularmente conocida “fuga de cerebros”. 

De los 1520 aspirantes a la CIC en temas generales, 874 fueron recomendados por las distintas Comisiones Asesores de expertos y por la Junta de Calificaciones y Promociones de CONICET. Sin embargo, a solo 345 les fue aprobado su ingreso. A estos deben sumarse 40 más ingresantes en temas estratégicos lo que alcanza la escuálida suma de 385 nuevos investigadores para el 2017. 

En la Figura 1, resumimos estos números y en la Figura 2 -elaborada por el Grupo Ciencia y Técnica Argentina (CyTA)- se muestra la evolución histórica y la prevista en el Plan Argentina Innovadora 2020. Claramente se ve el verdadero “cambio” en esta Política de Estado. Mayores detalles pueden leerse acá.


Contexto provincial.

El recorte en los ingresos a la CIC tiene su natural impacto en los más de 20 Institutos científicos radicados en la provincia nucleados en los Centros Científicos Tecnológicos (CCT) de Santa Fe y Rosario. En la Figura 3 se muestra el efecto del recorte en la Provincia de Santa Fe. Concretamente, se ha aprobado el ingreso de menos de un Investigador Científico por Instituto Santafesino. 


El achicamiento de CONICET es consistente con otras políticas de actual implementación y coherente con la reducción en el presupuesto asignado al Sistema Nacional de Ciencia Argentino. Sin entrar en detalles, destacamos como simples ejemplos la desprotección de industrias estratégicas como la satelital, de radares y aeronáutica y las oprobiosas e infundadas denuncias con el conjunto de Universidades Nacionales. 

Firmemente creemos que el ajuste no responde a problemas presupuestarios: es una Política de Estado implementada por un Gobierno que desjerarquiza toda contribución al desarrollo soberano, reprimariza su economía y promueve su dependencia científica y tecnológica. 

El desarrollo científico autónimo y soberanos es patrimonio de todos los argentinos. Convocamos a la sociedad toda y a sus representantes a defender los logros alcanzados y promover el acceso a nuevas y mejores metas. 


1 comentario:

Anónimo dijo...

CIENTIFICOS ARGENTINOS HOY LA PATRIA EL OTRO LOS LLAMA.
SON EL CEREBRO DE LA PATRIA Y TENDRAN QUE SER TAMBIEN CORAZON.
SI UNA MANGA DE BILLONARIOS TARADOS LOS NINGUNEA COMO SI FUERAN BESTIAS DE CARGA.
UNOS TARADOS QUE NO SABEN NI HABLAR Y MENOS TENER CONSIDERACIÓN POR EL OTRO.LOS NINGUNEA SE RÍE DE SU INTELIGENCIA SE RÍE DE SU C.I. EN SU PROPIA CARA.

QUE PODEMOS ESPERAR EL RESTO DEL PUEBLO.

TENDRÁN QUE PROTESTAR PACIFICA DEMOCRATICAMENTE Y CON LA EFICIENCIA QUE DA LA INTELIGENCIA.

TENDRÁN QUE HACER ALIANZAS Y APOYOS MUTUOS CON EL RESTO DE LOS ARGENTINOS EN PROBLEMAS.

ES POSIBLE QUE ESTA CRISIS SEA UNA OPORTUNIDAD QUE REVELE EL SURGIMIENTO EN EL LIDERAZGO SOCIAL DE VARIOS VERDADEROS GENIOS.