LA FRASE

"TRAS LAS RENUNCIA DE CHAÍN NO VAMOS A CUBRIR LA SECRETARÍA DE OBRAS PÚBLICAS PORQUE LA VAN A MANEJAR ENTRE CALCATERRA Y "NIKY" CAPUTO." (ROGELIO FRIGERIO)

domingo, 25 de diciembre de 2016

EL JUEZ SINGER


Leíamos ayer en El Cronista que el juez Griesa rechazó los planteos de tres fondos buitres que no aceptaron la oferta del gobierno de Macri, con el argumento de que ahora no se viola el principio "pari passu" (igualdad de tratamiento) porque la Argentina acordó con el 99 % de sus acreedores que no habían ingresado a los canjes del 2005 y 2010.   

Recordamos que en su momento Griesa había trabado los pagos a los acreedores que si aceptaron las condiciones de ambos canjes, con el argumento de que no podían cobrar hasta tanto no cobraran los que se negaron a ingresar a ellos: tal era su particular interpretación del "igual trato".

Y además objetaba las "leyes cerrojo", que le impedían al gobierno argentino ofrecer a los acreedores que no entraron a los canjes, mejores condiciones que las ofrecidas a los que sí lo hicieron.

La Ley 26.017 que instrumentó el canje del 2005 dispuso en su artículo 3 prohibir al Poder Ejecutivo "efectuar cualquier tipo de transacción judicial, extrajudicial o privada, respecto de los bonos a que refiere el artículo 1º de la presente ley." (los bonos ingresados al canje).

La Ley 26.547 que reglamentaba el canje del 2010 dispuso en su artículo 3 que "Los términos y condiciones financieros que se ofrezcan no podrán ser iguales ni mejores que los ofrecidos a los acreedores, en la reestructuración de deuda dispuesta por el Decreto Nº 1735/04." (los del primer canje)

Sin embargo, si esa era la cláusula que objetaba Griesa, la Ley 27.249 dictada este año para aprobar los acuerdos con los fondos buitres fijó en su artículo 6 incisos a) y b) las condiciones para los acuerdos a firmar con los acreedores, según la situación: comprendidos en la órdenes judiciales "pari passu" dictadas por el propio juez en 2012 y 2015, que contaren o no con sentencia a su favor antes del 1º de febrero de éste año.

O sea, todas las situaciones posibles, pero sin una "cláusula cerrojo" que impida: a) que el gobierno les haga una oferta mejor, o peor aun b) que el propio Griesa les reconozca sus bonos originales (en éste caso emitidos en 1994 como consecuencia del Plan Brady), desconociendo la oferta que se les hizo a los demás acreedores; tal y como él mismo hizo con los fondos buitres que acordaron con el gobierno de Macri, en relación a los acreedores que habían entrado a los canjes.

¿Qué cambió entonces para que ahora ese tipo de planteso se rechacen, y antes se admitieran por el mismo juez (Griesa)?

O preguntado de otro modo ¿Por qué el 92,4 % de acuerdo con el total de acreedores de la Argentina en ambos casos no bastaba antes para rechazar todo reclamo contra el país, pero ahora sí basta el acuerdo con el 99 % de los restantes que no habían entrado a los dos canjes?

¿Por qué antes era "o todos o ninguno", y ahora se tiene en cuenta que la mayoría adhirió a la oferta del gobierno (¿o de los propios fondos buitres?), qué cambió en el medio, ya que no el juez que sigue siendo el mismo?

Que con el arreglo de marzo cobró Paul Singer, y cualquier fallo que tumbara ese acuerdo (resolviendo por ejemplo suspender los pagos, como lo hizo antes el propio Griesa) lo perjudicaría.

1 comentario:

Anónimo dijo...

En efecto. Singer le pagó a Griesa una altísima "jubilación" por el arreglo contra Argentina. El tema es si tendrá tiempo para gastarla.
El Colo.