LA FRASE

"EL INFORME DE NAVARRO DEMUESTRA QUE ESTÁBAMOS EN LO CORRECTO AL HACER EL PARO SIN MOVILIZACIÓN: ESTE GOBIERNO ES CAPAZ DE BOMBARDEAR LA PLAZA DE MAYO EN PLENO ACTO." (JUAN CARLOS SCHMID)

miércoles, 14 de diciembre de 2016

MÁS QUE CUENTO, UNA PAYASADA


Sí, no es un chiste: el ministro de Seguridad de la provincia apareció en una conferencia de prensa admitiendo implícitamente que le pincharon los teléfonos a un narco sin orden judicial, para poder averiguar en que andaba.

O sea un mamarracho que le deja servido a cualquier abogado que los narcos pueden fácilmente pagar (de hecho ya hay uno cotizado presentado en la causa) plantear la nulidad de los procedimientos, y lograr que se caiga la causa; en cuyo caso seguramente todos los salames que estuvieron en la conferencia de prensa protestarán contra el “garantismo bobo”.

La desesperación por mostrar algún resultado concreto en la lucha contra la inseguridad y el narcotráfico (visto que el objetivo de la “pobreza cero” quedó para mejor oportunidad) los lleva a cometer este tipo de disparates en serie, como anunciar ampulosamente el desmantelamiento de un poderoso cartel del narcotráfrico; al cual le secuestraron 19 gramos de marihuana y un kilo de cocaína, pero en otro lado y no donde atraparon al “Zurdo” Villarruel: un alivio, estamos salvados de la plaga de la droga gracias a la eficacia de las fuerzas de la ley y el orden. 

Los presentes en la conferencia de prensa (los mismos del sonado éxito de la recaptura de los tres prófugos del penal bonaerense en el verano, con el agregado de Corral) no se privaron de hacer o repetir ningún papelón de aquellos a los que no tienen acostumbrados en estos casos.

Así la banda de Los Monos volvió a ser de golpe una suma de los cárteles de Medellín, Cali, Juárez y Sinaloa; después de que se convirtieran en “un grupo pequeño dedicado en forma local a la comercialización de droga en los barrios” (Lifschitz dixit), cuando se cuestionó el acuerdo judicial al que llegaron con los fiscales puestos por el socialismo, para tener un juicio abreviado, y penas menores.

Volvieron otros clásicos, como que el socialismo se atribuya la detención del “Delfín” Zacarías (cuyo abogado propusieron para un cargo en la justicia) gracias a “la investigación de Delitos Complejos del ministerio de Seguridad y la policía santafesina”, cuando no solo no tuvieron un pomo que ver, sino que las averiguaciones que hicieron en el Registro de la propiedad pusieron sobreaviso a lo narcos, y estuvieron a punto de frustrar el procedimiento

Volvió el verso de “vamos a ir por los bienes de los narcos” cuando en el Congreso nacional lossocialistas no votaron la reforma de 2011 al Código Penal para que el lavado sea considerado un delito autónomo, y cuando el narcotráfico es un delito federal.

Algo de lo que ahora se olvidaron por un rato, hasta que estalle el próximo escándalo de corrupción en la policía santafesina, y caiga alguno nuevo Tognoli por complicidad con el narcotráfico; y apelarán a eso (que el narcotráfico es delito federal,  y por ende la provincia nada puede hacer al respecto) para eludir responsabilidades políticas.

El nivel de payasada fue tal que la conferencia de prensa anunciando la captura del narco estuvo a punto de hacerse en la municipalidad, y cuando la intentona fracasó el propio Corral no se privó de la oportunidad de asistir, como si tuviera algo que ver con el tema.

A menos que haya ido preocupado porque no sabía si el narco que había caído era el “Beto” Basimiani, ex locutor y animador de sus actos de campaña y de los de Barletta; con condena firme por narcotrafricante. 

1 comentario:

Anónimo dijo...

Pullaro no puede manejar ni un parripollo. Hasta el cortesano intelectual y brillante Gutierrez lo agarra para la joda.
El Colo.