LA FRASE

"SEGÚN LAS PERICIAS DE GENDARMERÍA, EL CUERPO DEL FISCAL NISMAN PRESENTA LESIONES DE KARATE; ASÍ QUE AHORA LAS PESQUISAS DE LA INVESTIGACIÓN SE ORIENTAN HACIA LA RESPONSABILIDAD DE SANTIAGO MALDONADO." (ALFREDO LEUCO)

lunes, 12 de diciembre de 2016

AGUANTÁ MAURICIO, QUE LLEGAN LOS REFUERZOS DE LA COLUMNA SOCIALISTA



Veíamos acá que con el tema de los cambios en Ganancias hubo socialismo para todos los gustos: a favor, en contra y no sé de que trata; que fue el caso de Binner.

Sin embargo lo de Lifschitz es lo más curioso, porque comprando en su totalidad la "campaña del miedo" que metió Macri con el costo fiscal de los cambios, sale a decir que si prosperaran, la provincia perdería unos 2500 millones de pesos el año que viene.

Lo cual es muy extraño, por varias razones, comenzando porque en el mismo proyecto se aprueban impuestos para financiar los cambios en Ganancias, a través de actividades que pasan a pagar -justamente- impuesto a las Ganancias, a saber: las utilidades extraordinarias por los contratos del dólar futuro, las que provengan de las LEBAC's, la distribución de dividendos empresariales (derogada en el blanqueo, con el voto del socialismo), la remisión de utilidades de la multinacionales a sus casas matrices, la compraventa de divisas y la tenencia de bienes improductivos (también derogado en el blanqueo).

Y hasta donde sabemos, de acuerdo con el artículo 75 inciso 2) de la Constitución Nacional, todos los impuestos directos que cobra la nación son coparticipables con las provincias; o sea que lo que pierdan por la menor recaudación de la 4º categoría de Ganancias, lo recuperan por otro lado. A menos que la oposición de nuestro tan particular socialismo sea a que la tarasca salga de esos lados. 

Pero además en el caso de Santa Fe, con un presupuesto proyectado para el 2017 de 154.844 millones, lo que dice Lifschitz que "perdería" (cosa que es falsa, por lo expuesto) representa apenas el 1,61 %; sin contar con otro detalle fundamental: a partir del fallo de la Corte Suprema nacional de fines del gobierno de Cristina, Santa Fe es una de las tres provincias (junto con Córdoba y San Luis) que vienen recibiendo más coparticipación que las demás, porque no les hacen los descuentos del 15 % que iba a la ANSES, y de la parte destinada a los gastos de funcionamiento de la AFIP.

Por ese rubro y solo en el primer semestre (conforme veíamos acá) la provincia había recibido recursos adicionales por 3319 millones de pesos; y el 23 de noviembre pasado por el Decreto 4046 Lifschitz incorporó otros 1028 millones más, correspondientes al tercer trimestre de éste año, o sea que en apenas 9 meses de éste año Santa Fe recibió recursos adicionales de la coparticipación federal por 4347 millones, un 73,88 % más que lo que el gobernador aduce que se perderían por los cambios en Ganancias.

Y todo eso sin contar los recursos adicionales con que contará la provincia por los aumentos previstos en el presupuesto para Ingresos Brutos, Inmobiliario y (menos, pero hay) Inmobiliario Rural; mas los aumentos en las tarifas de agua y luz para las que ya se convocó a audiencias públicas.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Nuestro gobernador tan genuflexo! El socialismo santafesino no existe, perdió entidad, es un apéndice del macrismo, al igual que la mayor parte de la UCR. Están de furgón de cola del PRO, tratando de agenciarse algunos puestitos. Paaaabreeees. Lo que les espera si Mugri pierde las elecciones. En dónde quedarán parados? o más vale, arrodillados.