LA FRASE

"NO TENGO NADA QUE VER CON EL HUMO QUE ESTÁ CUBRIENDO BUENA PARTE DEL PAÍS." (RICARDO CARUSO LOMBARDI)

viernes, 23 de noviembre de 2012

SE SIENTE, SE SIENTE, GRIESA PRESIDENTE


El fallo de Griesa ordenando pagar a los fondos buitres puede analizarse desde su implicancia económica o financiera, pero no menos interesantes son las repercusiones políticas que genera.

La primera (no necesariamente la más importante) es la obvia satisfacción de los que están embarcados en prenderse en cualquier cosa que pueda dañar políticamente al gobierno, sin reparar en las consecuencias del fallo para el país, y para la gente en general.

Apenas conocida la noticia explotó en las redes sociales y en los comentarios de las ediciones digitales de los principales diarios opositores: los cacerolos (los que dieron el presente en las marchas del 8N, los que adhieren aunque no hayan ido) de golpe se volvieron todos fans del viejito de la toga, y de los fondos buitres; y pronostican (por enésima vez) el fin del kirchnerismo, como consecuencia de la decisión.

Replicando (para variar) el discurso de los medios hegemónicos, tratan de hacernos ver que los fondos buitres no son buitres sino palomas, loros o canarios: inocentes inversores que confiaron en la Argentina y se vieron defraudados, que luchan por una causa justa y a los que hay que pagarles, porque las deudas hay que honrarlas; como dice acá la tribuna de doctrina.

Muy cómica esa visión de la cosa viniendo de gente que paga la escala menor del monotributo pero quiere comprar dólares a montones, tiene empleados en negro (empezando probablemente por la mucama), y si no debe impuestos o los evade, le pega en el palo o está pidiendo que se eliminen, todos.

O por medios como Clarín, a los que las deudas multimillonarias que tenían en dólares, se las pagamos entre todos.

Más cómico aun es que le enrostren que las deudas hay que pagarlas, al gobierno que lo viene haciendo desde el 2003, con las deudas que contrajeron otros; a los que esos cacerolos votaron y esos medios mimaron en su momento, para sacarles concesiones y privilegios.

Lo cierto es que don Griesa se ha convertido para algunos, de la noche a la mañana, en un héroe nacional nacido en el extranjero: el ideal de los que no pueden ser calificados de otro modo que de cipayos, aunque les disguste, les suene a viejo o salgan a cacerolear con banderistas argentinas.

Y el endiosamiento del juez yanqui expone en toda su crudeza el primitivismo político de una parte de la sociedad argentina, así como la dificultad (si no imposibilidad) de que encuentre un cauce de representación.

Porque se da la particularidad que, aquéllos que viven reclamando diálogo, consenso, políticas de Estado y no estar aislados del mundo, celebran un fallo que entorpece seriamente la política de tratamiento de la deuda externa que vino siguiendo el kirchnerismo todos estos años, para levantar los muertos que dejaron gobiernos anteriores: ¿no es eso una muestra de continuidad institucional?

Política que tuvo un amplio consenso político, aun de fuerzas opositoras: el primer canje de deuda instrumentado por el gobierno de Kirchner fue aprobado por la Ley 26.017 (2005), que tuvo en la Cámara de Diputados 145 votos a favor (incluyendo por ejemplo los de la UCR) y sólo 8 en contra (los de los partidos de López Murphy y Bussi, el de Patricia Walsh y el de Mario Cafiero, entre los más destacados). 

Y con el segundo canje instrumentado en el primer gobierno de Cristina pasó lo mismo: la Ley 26.547 (2009) tuvo 167 votos a favor y sólo 27 en contra, incluyendo en éste caso los de la Coalición Cívica (el 1,82 % de los votos hace un año) y la de casi todas las Pymes progresistas que hoy confluyen en el FAP que lidera Binner.

El mismo que ahora dice que hay que pagarles a los fondos buitres, cuando entonces se oponían a que se reabriera el canje gracias al cual ingresaron a la reestructuración otro 17 % de los acreedores de la Argentina al momento de declararse el defáult en diciembre del 2001: si su postura hubiera prosperado, hoy habría casi cuatro veces más hold outs (acreedores que no ingresaron al canje), o fondos buitres aleteando por los juzgados de todo el mundo, buscando embargar fragatas o pagos a los bonistas que sí aceptaron la propuesta argentina.      

La ley 26.017 prohíbe al Ejecutivo reabrir el canje de deuda para que ingresen otros acreedores (luego suspendido para instrumentar el segundo canje, pero hoy vigente) y hacer cualquier tipo de transacción judicial, extrajudicial o privada con los acreedores que no ingresaron a ninguno de los dos canjes (por ejemplo los fondos buitres); y les exige a todos los que quieran ingresar al canje que renuncien a cualquier reclamo o acción en curso o a iniciarse contra la Argentina, por las deudas defolteadas y reestructuradas.

La Ley 26.547 que instrumentó el segundo canje prohibió al Ejecutivo que en él se ofrecieran iguales o mejores condiciones que las ofrecidas a los acreedores que ingresaron en el primer canje; y exigió a los acreedores que optaran por ingresar al renuncia a todo tipo de acción judicial o extrajudicial, en trámite o a iniciarse contra la Argentina por la deuda reclamada, para poder ser admitidos.

De modo que cuando el gobierno argentino se niega a negociar con los fondos buitres o pagarles (lo que tanto ha molestado al parecer al juez Griesa) no está haciendo sino actuar en cumplimiento de leyes sancionadas por el Congreso argentino, con amplio consenso del oficialismo, y buena parte de la oposición.

Es decir que si Cristina decidiera cumplir el fallo de Griesa y atender los reclamos de los cacerolos que así lo exigen (¿o acaso no le pidieron que escuche a la gente que se manifestó el 8N?), debería pasarse a nado esas dos leyes, o plantear su modificación en el Congreso; y habría que ver con que respuesta se encuentra en ese caso, por parte de la oposición.

Porque ayer nomás Ricardito Alfonsín condenaba el fallo de Griesa en Twitter, mientras su candidato a vice González Fraga decía que lo compartía en su totalidad; o Binner decía en CN 23 que había que pagarles a los fondos buitres (igual que Federico Sturzzenegger, el presidente del Banco Ciudad, economista de cabecera de Macri y ex funcionario de Cavallo y López Murphy), mientras Claudio Lozano decía que pagarles sería un disparate.

Y para tener una idea, vean en ésta nota de Clarín de hoy el rosario de disparates que dicen los dirigentes opositores consultados.

Imaginemos entonces (más allá de Griesa), a esta gente -cualquiera de ellos- gobernando ahora o en el 2015, cuando seguramente los buitres seguirán aleteando por los juzgados buscando cobrar, a como de lugar.

E imaginemos por supuestos a los que celebran hoy el fallo de Griesa, cuando tengan que poner de su bolsillo parte de la factura (aunque no lo sepan, no se en cuenta o no lo quieran aceptar), como bien apunta acá Gerardo

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Como este caso vamos a ver muchos jueces viejitos y viejos defensores de las corporaciones piratas, porque como se está derrumbando Europa, sí así sostenidamente cada segundo, saben que a ellos también los azotará la hecatombe global y entonces recurren a la de siempre, negrear a los que algo pueden arrimarle.
Cacerolos empiecen a poner cara de tristeza, porque esta vez: No pasarán.

Daniel dijo...

Todo quien vaya contra el gobierno asciende a la categoría de héroe. Así sea la peor basofia del mundo. Bueno, si voceros de la cosa son Mariano Grondona o Cecilia Pando, no andamos muy lejos.

Anónimo dijo...

Avísenle al anestesista don Binner, que antes de poner la lengua en movimiento haga el esfuerzo supremo de poner el cerebro en funcionamiento.
O bien cambienlé la llave de paso, pore ya no le sube nada de agua al tanque.
Hay que pagarle a los fondos buitres salió a decir.
Como decía un amigo: QUE TIPO PELOTUDO.

Anónimo dijo...

PELOTUDO Y ANTIPATRIA. EXPERTO EN NO HACER NADA Y EN LAVARSE LAS MANOS CUANDO LA REALIDAD LO TOCA.

Anónimo dijo...

Griesa y Binner tienen la próstata muy inflamada. Les llegó al cerebro, y por eso balbucean,porque no distinguen si están hablando o meando.

Daniel dijo...

A seguir tragando sapos!!! La tienen adentro

El Gobierno propondrá reabrir el canje y reemplazará los bonos en manos de los acreedores

http://www.pagina12.com.ar/diario/ultimas/20-227638-2013-08-26.html

Daniel dijo...

A seguir tragando sapos!!! La tienen adentro

El Gobierno propondrá reabrir el canje y reemplazará los bonos en manos de los acreedores

http://www.pagina12.com.ar/diario/ultimas/20-227638-2013-08-26.html